Notimex
Monterrey.- La presencia militar y de policías federales se fortalecerá en el noreste del país, al recrudecerse los 'ajustes de cuentas' entre narcomenudistas y que ayer cobraron aquí tres víctimas, estimó el gobernador Natividad González Parás.
En entrevista, apuntó que esta situación ahora aqueja a diversas partes del país, no sólo a Nuevo León, donde ya suman 20 ejecuciones en el presente año.

"La mayor parte tienen que ver con arreglo de cuentas entre los que integran las redes de narcomenudistas, y pues se ha fortalecido la coordinación con el ámbito federal de gobierno para enfrentar a estos grupos", subrayó.

"El crecimiento de las ejecuciones que se ha dado a nivel nacional es crítico, y en Nuevo León estamos también haciendo un frente unido", pues el estado, con más de cuatro millones de habitantes, hace atractiva la plaza para narcomenudistas, comentó.

"Los frentes alternos que tenemos, como Limpiemos México y la recuperación de espacios públicos, programas de convivencia, de cultura, infraestructura recreativa, deporte, son en su conjunto el frente integral que estamos haciendo para resolver este problema", apuntó.

Dentro de la segunda fase del Operativo Nuevo León-Tamaulipas, mencionó que "se está trabajando en reforzar la presencia en la región noreste".

"Se ha reforzado la presencia militar desde el año pasado, y se va a seguir trabajando, ustedes advirtieron que llegó un grupo de fuerzas especiales para operar en los estados de Tamaulipas y Nuevo León", abundó.

Explicó que el objetivo primordial de estas fuerzas federales en el noreste del país es el combate al crimen organizado del narcotráfico.

"Hemos venido trabajando con las fuerzas armadas, con la Policía Federal Preventiva, permanentemente estamos sosteniendo reuniones con ellos y lo seguiremos haciendo", puntualizó González Parás.