Paul Ulloa e Isabel González/Excélsior
A juicio de Dolores Padierna, Jesús Ortega y la corriente que lidera, Nueva Izquierda, son los responsables directos de la derrota electoral del PRD, por lo que es necesario renovar la dirección nacional del partido.
México, D.F..- Ante la debacle electoral del PRD, comienzan a surgir voces de militantes que piden la cabeza del dirigente nacional, como el llamado del ex líder perredista Leonel Cota Montaño, quien exigió la renuncia, "a la voz de ya", de Jesús Ortega, lo cual "sería su mejor aportación a la izquierda mexicana".

En el mismo sentido, aunque menos tajantemente, Dolores Padierna y Ricardo Ruiz, consejeros políticos nacionales y dos de los seguidores más representativos de Andrés Manuel López Obrador, instaron a Ortega Martínez a que, "voluntariamente", ponga sobre la mesa su renuncia, al ser el principal responsable de la derrota que obtuvo el partido el domingo pasado.

Por su parte, Dolores Padierna y Ricardo Ruiz, este último ex dirigente del PRD-DF, coincidieron en que los tiempos actuales no son de confrontación y que las cosas en el sol azteca "no se pueden quedar como están".

En el caso de Ricardo Ruiz, la valoración de los resultados electorales del PRD apunta a "errores" en la línea política del partido, al creer que "expulsando" o "exorcisando" a determinados personajes los conflictos internos se van a resolver.

Lo cual, dijo, ha alejado al PRD de la ciudadanía, y la muestra de ello son los "dolorosos, graves" resultados electorales obtenidos.

Ante esas circunstancias, precisó en entrevista, sería "sano" que Ortega Martínez renunciara.

"Creo que no hay que entrar a una confrontación para que renuncie obligatoriamente, siempre es sano que un dirigente, cuando esto sucede, ponga en la mesa la posibilidad de su renuncia, tiene que ser un asunto voluntario".

A juicio de Dolores Padierna, Jesús Ortega y la corriente que lidera, Nueva Izquierda, son los responsables directos de la derrota electoral del PRD, por lo que es necesario renovar la dirección nacional del partido.

"El propio Jesús Ortega debería de convocar, hacer un balance y un análisis sereno y maduro, objetivo de la situación del partido después de esta debacle electoral, y él pedir la renovación de la presidencia, si fuera necesario de toda la dirección del partido, para poner a una persona que no sea de Los Chuchos, que tampoco sea de los lopezobradoristas, sino un compañero o compañera que pueda servir de unidad al interior del partido y pueda conducir al sol azteca durante este proceso que falta y estar preparados para la elección de 2010, que empieza en febrero la primera elección".

Y es que en opinión de la perredista, "a nadie que entregue malas cuentas electorales" puede premiársele y hacer como "que no pasa nada".

Insistió en atribuir la derrota al grupo que encabeza el perredismo. "Fracasó una línea al interior del partido, ellos son los que decidieron la línea electoral, ellos se negaron a presentar al PRD como un partido de izquierda, no presentaron propuestas definidas ante el electorado, usaron en spots la imagen de Jesús Ortega, vetaron la imagen de AMLO, que puede traer votos, y el Partido del Trabajó los capitalizó, de ahí que el fracaso electoral es de Nueva Izquierda, no de todo el partido, porque los poquitos triunfos electorales que nos dejaron son de los candidatos de Izquierda Unida".