En la imagen, las argentinas Lola González y Ana Cícero; participantes del Freestyle Fitnees que se llevará a cabo en Cuernavaca e Ixtapan de la Sal. Foto La Jornada
Jorge Sepúlveda/La Jornada
México, D.F..- Con la participación de 30 modelos-deportistas, entre las que habrá 10 representantes nacionales, del 1º al 5 de diciembre se llevará a cabo en Cuernavaca e Ixtapan de la Sal una edición más del Freestyle Fitness, anunció José Rodrigo García, presidente de la federación respectiva.
Comentó que no se trata de un certamen exclusivo de belleza femenina, sino de destreza e inteligencia, ya que las concursantes enfrentarán pruebas que demandan fuerza física, para lo cual deben mantenerse en constante entrenamiento.

Creador de un sistema de acondicionamiento físico y mental que han puesto en práctica varias de las concursantes de diferentes países del mundo, el especialista indicó que las competidoras participarán en cinco pruebas, de las cuales las primeras tienen que ver con áreas deportivas, como escalada y carreras a campo traviesa, para cerrar con el modelaje de traje deportivo, de noche y en bikini.

Explicó que en un sentido totalmente opuesto de los certámenes, que sólo califican la belleza física, y que con frecuencia promueven a modelos enfermas (anoréxicas), con el Freestylese trata de que las competidoras desarrollen sus habilidades deportivas y mantengan cuerpo y mente sanos, lo cual buscan cumplir todos los deportistas de alto rendimiento.

José Rodrigo, quien ha impartido más de 400 conferencias y seminarios sobre acondicionamiento deportivo, además de haber asesorado a cientos de personas, especialmente a deportistas de alto rendimiento como el fallecido Greg Louganis, Denis Mitchel y Aaron Baker, entre muchos más, incluidos actores y cantantes como Meg Ryan y la mexicana Thalía, consideró que la competencia es una combinación de lo deportivo con la belleza que produce el constante trabajo en el gimnasio.

Un panel de jueces evaluará la belleza corporal, el acondicionamiento físico, la elegancia y la personalidad de cada una de las concursantes, para elegir a la modelo deportiva más bella del mundo", quien se llevará un premio en efectivo de 10 mil dólares.

Durante la presentación del certamen estuvieron las argentinas Lola González y Ana Cícero.