San José, Costa Rica.- La pintora Frida Kahlo, primera esposa del muralista Diego Rivera, fue una "pésima pintora" y su fama se debe a la mercadotecnia que se ha hecho de su obra, aseguró en Costa Rica una hija del famoso artista mexicano, Guadalupe Rivera.
"En su vida (Kahlo) pintó unos 50 cuadros y con la temática de su propia imagen; era una repetición, una calca uno de otro. Era detallista y cuando trabajaba un cuadro, tardaba meses y mi padre le ayudaba para que los terminara y los vendiera. Eso lo viví, por eso lo declaro", afirmó Rivera en una entrevista que publica este jueves el diario La Nación.

Guadalupe Rivera se encuentra de visita en Costa Rica y este jueves dará una conferencia sobre la obra de su padre en el Instituto de México, ubicado en el sector este de San José.

La escritora e historiadora mexicana exaltó la figura de su padre, quien dijo fue "un hombre multidimensional", que a través de su murales relató la historia del país.

"El se ocupó de apoyar el desarrollo de la pintura mural mexicana, también fue un gran coleccionista de esculturas y cerámicas prehispánicas y de arte popular; fue un gran conocedor de la herbolaria mexicana y de los códices prehispánicos; fue arquitecto y construyó inspirado en monumentos prehispánicos", señaló Rivera.

Sin embargo, la imagen de Diego Rivera ha sido deformada por la mercadotecnia que se ha hecho de la obra de Frida Kahlo, estimó.

"Se ha difundido la historia de que mi padre hizo sufrir a Frida y yo puedo decirle a usted que, en todo caso, Frida hizo sufrir a mi padre. La sociedad actual, a mi juicio es totalmente decadente y necesita un ícono decadente; Frida es el símbolo de esa decadencia", aseguró Rivera.

Sobre los altos precios que ha alcanzado la obra de Kahlo, la hija del pintor aseveró que el hecho de que Madonna haya querido hacer la película sobre la vida de la artista mexicana y comprado sus cuadros, ha sido determinante.

"Bastó que una actriz se interesara en la obra de Frida para que su pintura alcanzara los precios a los que llegó. ¿Qué es el mundo moderno? Es la televisión, la mercadotecnia y el Internet, y Frida es una figura ideal para esto: llamativa, provocadora, agresiva, lo que se requiere para ser famoso", concluyó.