Artificieros de la Policía de Fronteras israelí detonaron de forma controlada los artefactos encontrados en poder de un joven
El Ejército israelí arrestó hoy a un joven palestino con tres artefactos explosivos con los que presumiblemente iba a lanzar un ataque suicida en Tel Aviv, informan medios de comunicación locales.

Según dijeron a Efe fuentes militares israelíes, el joven, de filiación desconocida, fue detenido en poder de los artefactos explosivos en el puesto de control de Beit Iba, a las afueras de la ciudad cisjordana de Naplusa.

El detenido tenía planeado entregar los artefactos a otros individuos en el territorio israelí, cuyo objetivo era ensamblarlos para llevar a cabo un atentado suicida en Tel Aviv, informa la edición electrónica del diario "Haaretz".

Artificieros de la Policía de Fronteras israelí detonaron de forma controlada los artefactos encontrados en poder del joven.

Según el diario, una investigación del Ejército reveló que el joven detenido tenía previsto entregar los explosivos a otra persona, que sería la encargada de facilitárselos al atacante suicida.

La persona encargada de recoger los explosivos los iba a adosar a un cinturón en el que ensamblaría un dispositivo y otros materiales, y viajar a Tel Aviv donde se produciría el ataque en el plazo de 24 horas.

Fuentes militares dijeron a la edición electrónica del "Yediot Aharonot" que últimamente organizaciones palestinas en Naplusa, entre ellas Hamás, la Yihad Islámica, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) o Al Fatah, están intentando lanzar ataques contra Israel.

En los últimos días, el Ejército israelí ha intensificado sus operaciones en Naplusa y sus alrededores, donde ha descubierto y confiscado armas y explosivos, y detenido a varios sospechosos, para impedir ataques a su territorio.