Silvia Otero / El Universal
Cd. de México.- En menos de 24 horas, las supuestas 15 toneladas de seudoefedrina decomisadas en el puerto de Manzanillo, Colima, se convirtieron en sólo casi dos toneladas de este precursor químico, el cual fue enviado desde los Emiratos Arabes Unidos y se detectó cuando pretendía ser introducirlo ilegalmente entre sacos de carbonato de calcio, elaborado en Irán.
La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Marina, emitieron ayer un comunicado conjunto, para informar que después de realizar las pruebas periciales a la sustancia y del pesaje del cargamento, sólo 112 sacos contenían seudoefedrina, con un peso total de mil 997.6 kilogramos.

La noche del lunes, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer información distinta sobre el contenido del cargamento, detectado el sábado pasado.

Detalló que la carga señalada como carbonato de calcio, consistía en 514 costales de 30 kilogramos cada uno, "y aunque algunos sí correspondían a este producto, la mayor parte fue monitoreada para conocer la composición real".

En su comunicado, el SAT aseguró que "gracias al trabajo de inteligencia aduanera realizado por la Administración General de Aduanas", en coordinación con autoridades como la PGR, el decomiso era "un duro golpe para las redes del crimen organizado interesadas en ingresar mercancías que afectan la salud pública y la seguridad nacional".

El cargamento de seudoefedrina, después de que se dio intervención al Ministerio Público de la Federación, no llegó a las dos toneladas de esta sustancia. El decomiso histórico de este precursor químico es de 19 toneladas, detectadas en diciembre de 2006 en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, que fueron traficadas por Zhenli Ye Gon.

En la detección de las casi dos toneladas de seudoefedrina, también participó personal de la Armada de México, de la Sexta Región Naval, que apoyó a la Inspección Fiscal Aduanera.

Al respecto, la Secretaría de Marina detalló que su personal trabajó en "la apertura y revisión de contenedores provenientes de Busan, Corea del Sur, a bordo del buque de contenedores Clan-Tan-Gun de bandera liberiana, mismo que continuó su navegación con destino a Puerto Quetzal, Guatemala".