LA JORNADA
Villahermosa, Tabasco.- Una masiva fumigación para prevenir la proliferación de "vectores transmisores de enfermedades" como dengue y paludismo se realiza en las zonas afectadas por las inundaciones, informó la Secretaría de Salud del gobierno local; agregó que se aplican más de 300 mil dosis de vacunas de hepatitis, tétano e influenza y que hasta ahora no se han detectado brotes epidémicos.
El titular de la dependencia, Luis Felipe Graham Zapata, mencionó que brigadas recorren las casas limpiadas para encalarlas, al tiempo que se orienta a la población sobre medidas de higiene. Recomendó a quienes regresan a sus hogares deshacerse de utensilios de cocina, colchas, cojines y colchones que fueron contaminados por las aguas, ya que "es mejor perder esas pertenencias que perder la salud".

Las medidas sanitarias también son apoyadas por las autoridades del ayuntamiento de Centro, las cuales pusieron en marcha una campaña de "saneamiento básico" en colonias de Villahermosa, donde este lunes vecinos y comerciantes continuaban participando en labores de limpieza general con el apoyo de trabajadores municipales. Hoy continuó el retiro de toneladas de basura del primer cuadro de la ciudad y calles adyacentes.

El alcalde de la capital, Evaristo Hernández Cruz, instó a los locatarios del tianguis Jesús Taracena, ubicado en el principal centro de abasto de Villahermosa, a abstenerse de vender sus mercancías.

"Tienen que desbaratar todo lo que quedó. No debe haber ningún puesto. No podemos permitir, por cuestiones de salud, que se vengan a instalar mañana o pasado a vender sus productos, porque es un foco de infección toda la zona, y por eso se está realizando el saneamiento del área". Ahí mismo el edil anunció la reconstrucción total de esa zona.

En este ambiente se ha vuelto común observar personas que comienzan a reintegrarse a sus actividades, pero auxiliadas con mascarillas con el fin de prevenir la inhalación de polvo o bacterias que flotan en la atmósfera.

Anuncian lluvias fuertes

Por otra parte, el vocero de la Comisión Nacional del Agua, Gilberto Segovia, informó que para este martes existe "la probabilidad" de que lluvias muy fuertes, de entre 50 y 70 milímetros, azoten la sierra tabasqueña, a causa de una zona de mal tiempo ubicada en Centroamérica, así como una onda fría que se avecina.

Sin embargo, aclaró, no se espera mayor complicación porque "estas lluvias nos van a encontrar con los ríos de la sierra con niveles muy bajos, hasta con cinco metros por debajo de sus escalas críticas". Añadió que tanto el río Grijalva como el Carrizal, cuyas aguas inundaron la capital y sus colonias, continúan en descenso.

El director de Protección Civil, Rúrico Domínguez Mayo, anunció que continuará la suspensión de clases en Villahermosa y zonas afectadas, y que esta semana comenzará la evaluación de los daños en viviendas e instalaciones educativas, tras lo cual se decidirá qué escuelas se reabrirán y cuáles seguirán siendo albergues.

A su vez, la Procuraduría General de Justicia en el Estado informó que 86 personas están bajo proceso penal "acusadas de delitos agravados", cometidos durante la contingencia, y se hallan recluidas en el centro penitenciario de Villahermosa.

Devastado, el campo de Huimanguillo

Por otra parte, Oscar Ferrer, alcalde de Huimanguillo, afirmó que el municipio fue declarado zona de desastre, luego de sufrir pérdidas por más de 2 mil millones de pesos. De acuerdo con el edil, en el campo de esa demarcación se perdieron 66 mil 279 hectáreas productivas y resultaron dañadas 6 mil 626 viviendas de 171 comunidades. El número de afectados superó 25 mil.

Dijo que solicitó a los gobiernos federal y estatal apoyo urgente por más de 908 millones de pesos para reactivar el agro, así como otros 58 millones 209 mil pesos para la rehabilitación de caminos y puentes. Además pidió un programa de empleo temporal para atender la emergencia en 214 comunidades de las 264 que forman el municipio.

Ferrer explicó que "el monto de las afectaciones ronda 2 mil millones de pesos, pero requerimos cerca de mil millones para enfrentar la emergencia".

Mientras, el edil de Jalpa de Méndez, Jesús Selván, aseguró que resultaron dañados más de 80 kilómetros de carretera del municipio. Indicó que pobladores de la zona conocida como Tierra Adentro, Jalupa y San Román, aún enfrentan los estragos de las anegaciones.