Washington.- Los principales funcionarios de comercio de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos prometieron hoy combatir las tendencias proteccionistas y robustecer el comercio para apoyar la recuperación económica global.
El compromiso se realizó a través de un comunicado conjunto entre el recién nombrado representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, y la comisaria europea de Comercio, Catherine Ashton. También prometieron impulsar un "ambicioso" acuerdo para destrabar las negociaciones de la Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

"En una época en que la tentación de ensimismarse y apartarse del sistema de reglas es la mayor en décadas... Estados Unidos y la Unión Europea deben dar el ejemplo, volcándose al exterior de manera más inteligente para fortalecer el sistema de reglas y crear nuevas oportunidades de mercado", indicaron los funcionarios.

Las negociaciones de la Ronda Doha estuvieron trabadas por años debido a temas relacionados con los subsidios agrícolas de los países ricos y las enormes barreras en economías en desarrollo.

Kirk y Ashton apoyaron las últimas acciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de monitorear las reacciones a las turbulencias económicas globales, y dijeron estar de acuerdo en la "importancia de lograr un resultado balanceado y ambicioso ... lo antes posible".

El intercambio comercial diario entre Estados Unidos y la Unión Europea está valuado en unos 2.700 millones de dólares. Para mantener un intercambio comercial similar en el mundo, Kirk y Ashton enfatizaron la importancia de que las economías líderes agrupadas en el G20 "se abstengan de establecer nuevas barreras a la inversión o al intercambio de bienes y servicios".

Ayer, durante una conversación privada, Ashton había criticado a Estados Unidos por generar "dudas" respecto de su compromiso con los mercados abiertos.

"La preocupación es que quizás el presidente (Barack) Obama no adhiera a los principios del libre comercio que hicieron de Estados Unidos la superpotencia económica que es", señaló Ashton a la think tank privada Carnegie Endowment for International Peace.