Montevideo, Uruguay.- La Fundación Benedetti organizará un encuentro en el que sus miembros compartirán recuerdos sobre la obra y la vida del escritor José Saramago, fallecido hoy a los 87 años de edad, informó a Efe la autora uruguaya y presidenta de la institución, Sylvia Lago.
"Ha sido un golpe muy duro por la enorme admiración que sentimos tanto por su obra como por su espíritu y su persona", señaló Lago en nombre de la fundación erigida en honor al poeta uruguayo Mario Benedetti, fallecido el año pasado en Montevideo a los 88 años.

José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998, murió hoy en su casa de Lanzarote (Islas Canarias, España) a causa de una leucemia crónica, según fuentes familiares.

En el encuentro que la fundación uruguaya organizará en su honor se intercambiarán anécdotas y recuerdos sobre el escritor portugués que, según Lago, fue "muy querido y admirado" por Benedetti.

"Se conocieron en un aeropuerto en el que por lo visto los dos tuvieron que esperar varias horas para tomar cada uno su avión. Iban con sus esposas y Saramago le dijo a Mario que dejara que ellas miraran las vidrieras mientras ellos hablaban de literatura", recordó Lago.

La novelista y poetisa uruguaya fue la promotora del Doctor Honoris Causa otorgado al autor de "Ensayos sobre la ceguera" en la Universidad de la República de Uruguay hace diez años y la que pronunció el 'laudatio' (discurso honorífico) durante la ceremonia.

"Sus obras eran complejas y maravillosas, pero además fue un gran defensor de los Derechos Humanos y aunque no era muy optimista con respecto al hombre de hoy, tenía esperanza en que las cosas cambiarían", aseguró Lago.

Saramago viajó en dos ocasiones en los últimos años a la capital uruguaya ya que, además de otorgarle el Doctor Honoris Causa, la Facultad de Humanidades de la Universidad de la República le dedicó un gran homenaje poco después.

"Quedó encantado con la ciudad y, además, pudo compartir momentos con Benedetti, por el que quedó claro que sentía gran cariño", agregó Lago.

Con respecto a su relación con el escritor uruguayo, el que fue su secretario personal y amigo íntimo, Ariel Silva, señaló a Efe que "aunque no se vieron mucho, los dos sentían gran aprecio el uno por el otro".

Como muestra de este afecto, Silva citó el momento en el que, estando Benedetti hospitalizado en Montevideo, la mujer del Nobel de Literatura, Pilar Saramago, inició una cadena de poesías en internet para dar "energías" al autor de "La tregua".

"El fallecimiento de un maestro como Saramago supone una enorme pérdida para la literatura y para la humanidad", apostilló Silva, que recordó que uno de los últimos libros que Benedetti le pidió para leer fue "Viaje del elefante", del autor portugués.

Además de Lago, en la Fundación Benedetti participan el escritor Eduardo Galeano, el cantautor Daniel Viglietti, el ex diputado socialista Guillermo Chifflet y Ricardo Elena, todos ellos amigos del autor.