Agencias
Perth, Australia.- Familiares de Heath Ledger evadieron el martes a una multitud de fotógrafos a su regreso a Perth tras la muerte del actor nominado al Oscar el mes pasado en Nueva York. Varios guardias de seguridad y agentes policiales resguardaron al padre de Ledger, Kim, y otros parientes, que bajaron de un avión después de que lo hicieran los demás pasajeros.
Kim Ledger no respondió preguntas de la prensa cuando el séquito entró rápidamente a un elevador en la terminal del aeropuerto. Medios locales reportaron que la familia salió escoltada del aeropuerto, evadiendo a la multitud de periodistas.

De inmediato no hubo indicios de que los restos de Heath Ledger llegaron en el mismo vuelo.

Mara Buxbaum, publicista del actor en Estados Unidos, ha dicho que la familia quiere mantener el funeral en privado, y Michelle Williams, la madre de su hija de dos años, Matilda, ha solicitado privacidad para los dolientes.

Se ha dicho que la familia realizará una ceremonia privada y que enterrará a Ledger o lo cremará e inhumará en el lote familiar de un cementerio en Perth donde descansan dos de sus abuelos. No está claro cuándo será el funeral.

Ledger, quien fue nominado a un Oscar por su actuación en Secreto en la montaña (Brokeback mountain), falleció en su apartamento de Nueva York el 22 de enero, a los 28 años.

Las autoridades sospechan una sobredosis de fármacos, pero aún se esperan los resultados de las pruebas de toxicología. La policía dijo haber hallado varios medicamentos con receta en su residencia.

Mientras el pueblo de Ledger se preparaba para su funeral, residentes expresaron tristeza por su súbita desaparición e indignación por los rumores sobre drogas.

"Si una persona muere, dejen que se vaya en paz. Toda esta porquería que sacan sobre las drogas y todo lo demás, creo que es un montón de basura", dijo Margaret Byrne, de 58 años, supervisora de abastecimiento de comida del Hospital Royal Perth.

Las conjeturas se vieron en parte alimentadas por un video de Ledger en una fiesta de Hollywood en la que hubo drogas, hace dos años.

Ledger fue motivo de orgullo para Perth, una metrópolis de unos 1.3 millones de habitantes en la costa occidental de Australia, alejada de las grandes ciudades.

"Probablemente es la noticia más grande que hayamos tenido en Perth en mucho tiempo", dijo Shannon Harvey, crítico de cine para el periódico The sunday times, sobre el actor. "Probablemente es el astro más grande que jamás haya salido de Perth y es nuestra historia de mayor éxito".