Agencias
Los osos polares dependen de las plataformas de hielo para cazar focas, su principal alimento...
Dos tercios de la población mundial de osos polares podría de-saparecer de aquí a mediados de siglo si se cumplen las previsiones sobre el deshielo en el Artico, según informó el Instituto Geológico de Estados Unidos.

Este dato se desprende del estudio encargado por el Gobierno de EE.UU. para determinar si el oso polar debe de ser incluido en la lista de especies en peligro de extinción.

Según dicho estudio, el destino de la especie podría ser más preocupante de lo previsto ya que el hielo del Artico parece estar desapareciendo más rápido de los que los modelos habían previsto hasta ahora.

Hielo para cazar
Sin hielo, los osos polares se verán obligados a cazar en tierra, donde son menos diestros.
"Hay una relación directa entre el deshielo y el bienestar de los osos", afirmó en rueda de prensa Steve Amstrup, uno de los científicos responsables del informe.

Los cerca de 16 mil osos polares que habitan el Artico dependen de las plataformas de hielo para cazar focas, su principal fuente de alimento.

Pero las plataformas se están derritiendo. Este año la masa de hielo en el Artico ha alcanzado el mínimo histórico y se espera que todavía siga retrocediendo este mes, según informó el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de EE.UU.

Si el hielo desaparece, los osos polares se verán obligados a cazar en tierra, donde son menos diestros. Ello afectaría a las crías y a las hembras, que no podrían reproducirse.

Cálculo conservador
Este año la masa de hielo en el Artico ha alcanzado el mínimo histórico.
Los investigadores calcularon una reducción del 42% del hábitat óptimo para los osos en la cuenca polar para mediados de este siglo.

Los responsables del estudio señalaron también que es posible que más allá de 2050 algunos ejemplares de oso polar sobrevivan, pero a final de siglo los pocos que sigan con vida se concentrarán en las islas del Artico canadiense y a lo largo de la costa oeste de Groenlandia.

Según explicó Steve Amstrup, si los modelos actuales subestiman la futura reducción del hielo en el Artico, "el cálculo sobre el futuro de los osos polares podría ser conservador".

El Gobierno de Estados Unidos anunció en diciembre del año pasado su intención de incluir a los osos polares en la lista de especies amenazadas a causa de la creciente disminución de hielo en el Artico.