Con el presidente de Estados Unidos Barack Obama y el primer ministro japonés Taro Aso, serán dos los debutantes en la cumbre de los siete países industriales líderes más Rusia (G8) que comienza el miércoles en la ciudad italiana de L'Aquila
EL NUEVO PODEROSO: TODAS LAS MIRADAS SE DIRIGEN A OBAMA

Para el presidente estadounidense es un gran debut, y muchas esperanzas descansan sobre él. Sus declaraciones sobre el desarme nuclear, sus ideas sobre una paz duradera en Cercano Oriente, así como sus propuestas sobre la política climática significan un cambio de rumbo radical en comparación con la política de su predecesor, George W. Bush.

Durante el viaje reciente a Estados Unidos de la canciller alemana Angela Merkel, Obama exigió los derechos democráticos de los iraníes y la necesidad de poner fin a los planes nucleares iraníes y norcoreanos. Hay gran expectativa respecto al papel de Obama en las discusiones sobre el cambio climático.


EL ANFITRION: BERLUSCONI TRASLADO LA CUMBRE A ZONA SISMICA

Con una sorpresa muy especial presentó el primer ministro italiano Silvio Berlusconi la cumbre a sus invitados. El encuentro de los jefes de Estado más poderosos no tendrá lugar en la mundana isla La Maddalena frente a Cerdeña, como estaba planeado, sino que tendrá lugar en la zona sísmica de L'Aquila.

Berlusconi quiere que la ronda dedicada a discutir el destino del planeta lo haga no desde hoteles de lujo y salas de negociación, sino que viva en carne propia los problemas que enfrentan las personas comunes. Berlusconi causó sensación, y no sólo con esta decisión: a causa de presuntas relaciones con varias mujeres, también su entorno privado estuvo en el centro de atención, incluso fuera de Italia.


LA UNICA MUJER: ANGELA MERKEL SIGUE INDISCUTIDA

La canciller alemana Angela Merkel se encuentra entre los jefes de gobierno más apreciados en el círculo del G8. Sus presentaciones en el escenario internacional incluso cosechan elogios en las filas de la oposición germana y son observadas con mucho respeto.

A menos de 100 días de las elecciones parlamentarias en su país, tiene buenas chances de que el partido que ella dirige, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), vuelva a ser el partido gobernante. Además de superar la crisis financiera y económica en el frente nacional, su objetivo primordial es avanzar sobre la política climática. Por eso, entre sus mayores aspiraciones, está el lograr que la cumbre del clima planeada para diciembre en Copenhague sea un éxito.


EL CATOLICO DE LEJANO ORIENTE: TAMBIÉN ASO DEBUTA EN EL G8

Igualmente nuevo en el círculo de los participantes del G8 es el jefe de gobierno japonés Taro Aso. Como muchos de los políticos destacados de su país, Aso proviene de una próspera familia industrial y una dinastía de políticos.

Además, es el primer primer ministro católico en un país primordialmente sintoísta-budista. En la década de los 50 su abuelo Shigeru Yoshida fue jefe de gobierno. Entre octubre 2005 y agosto de 2007 Aso fue ministro de Relaciones Exteriores.


EL SEDUCTOR: SARKOZY BUSCA LA SOLIDARIDAD DE OBAMA

En esta cumbre, el presidente francés Nicolas Sarkozy busca establecer una colaboración estrecha con el carismático presidente estadounidense.

Sus posturas sobre Irán, Cercano Oriente y la política nuclear de Corea del Norte coinciden con las de Obama y Merkel. En el plano de la política interna, sus esfuerzos se concentran en convencer a los franceses de que Francia es un actor global que, pese a la crisis financiera mundial, se ubica en la primera fila de la política.


HOMBRE SIN BRILLO: GORDON BROWN INTENTA MEJORAR SU IMAGEN

Tras un escándalo sobre la liquidación de gastos de varios de sus miembros de gabinete que casi lo obliga a renunciar, el primer ministro británico Gordon Brown es quien enfrenta mayores dificultades en el frente político interno.

A esto se le sumó la muy sentida derrota electoral de su Partido Laborista en las últimas elecciones comunales y europeas. Brown sigue aún en la sombra de su predecesor Tony Blair. Para él, será particularmente importante proyectarse en el plano de la política exterior.


AGUARDADO CON EXPECTATIVA: MEDVEDEV EN SU SEGUNDA CUMBRE

Con impaciencia se espera en L'Aquila la presentación del jefe del Kremlin Dmitri Medvedev. Dos días antes de la cumbre Obama llegará a Moscú en su primera visita y ahí se reunirá con Medvedev y con el ex presidente Vladimir Putin.

Tras la llegada al gobierno de Obama, las relaciones entre las dos potencias mundiales, anteriormente enturbiadas, entre otros temas, por el conflicto en Georgia y por los planes de Estados Unidos de instalar un escudo de defensa antimisiles en Europa del este, parecen haberse normalizado nuevamente. También el diálogo entre Rusia y la OTAN se ha reencauzado.


EL DESCONOCIDO: EL JEFE DE GOBIERNO DE CANADA HARPER

El conservador primer ministro de Canadá Stephen Harper podría pasearse por la calle principal de cualquier capital europea sin ser reconocido.

Hace poco se vanagloriaba de que en su país no "cunde el pánico como en Estados Unidos, donde cada día se anuncia un nuevo plan financiero". Aunque, a esta altura, la crisis económica y financiera global ya alcanzó también a Canadá, el socio económico más estrecho de Estados Unidos.