Notimex
El autor asegura que ninguna escuela de cine en México lo aceptó, hoy puede presumir de haber ganado en Francia
CANNES, FRANCIA.- El cortometraje "Historia de un Letrero", del mexicano Alonso Alvarez Barreda, ganó el premio Special Cannes 2008 otorgado en el marco del Short Film Corner, en el que compitieron casi dos mil cortometrajistas de todo el mundo.

El trabajo fílmico, de seis minutos de duración y realizado por el joven de Tampico, Tamaulipas fue galardonado por el National Film Board de Canadá, informaron fuentes del festival mediante un breve comunicado.

La producción cinematográfica está disponible en Internet siguiendo las reglas del Short Film Corner de Cannes (Esquina del Cortometraje), en el que compiten este año mil 831 cortos de todo el mundo.

La pequeña película, un drama experimental, fue elegida por el cineasta Danny Lennon y votada entre una selección de 10 cortos por el público de todo el mundo, a través de Internet.

El mexicano recibirá una cámara profesional y una computadora portátil, indicaron fuentes de esta sección del certamen, paralela al Festival Internacional de Cine de Cannes.

El premio tiene principalmente el valor de que recompensa a un cortometrajistas seleccionado entre centenares de trabajos de todo el mundo.

Fuentes del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) indicaron que el autor no es conocido en el ámbito cinematográfico en México y tampoco se encuentra en Cannes.

Se trata del primer premio que un cineasta mexicano recibe este año en el Festival de Cannes, que comenzó el pasado 14 de mayo y concluirá el próximo 25 de mayo.


`Me cerraron las
puertas en México'

Alonso Alvarez, realizador mexicano que ganó el premio Special Cannes 2008, declaró que las escuelas de cine en México le cerraron todas las puertas.

"Yo nunca estudié cine, de hecho me cerraron las puertas en todas las escuelas de cine de México, no se me admitió. Pero me quedé con ganas de hacer algo y decidí hacer historias con el potencial de ayudar a la gente", declaró Alvarez en entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga.

El joven, quien se encuentra en Tampico, considera que su cortometraje es una "cachetada con guante blanco a nuestra sociedad, donde la clase marginada está ahí, pero decidimos no verla".
Alvarez también dijo que intentó hacer una historia que se sintiera real, a manera de crítica, para abrir más los ojos y ayudar a los demás.

Aunque emocionado por el galardón, Alvarez no podrá estar en Cannes para recogerlo, pues no tiene dinero para el traslado. Tampoco sabe quién recibió sus premios, consistentes en una cámara fotográfica y una computadora portátil.