Foto: Archivo
El Universal
El uso de recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) por parte de algunos ex gobernadores ha sido cuestionado por la falta de transparencia.
El uso de recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) por parte de algunos estados ha sido cuestionado por la falta de transparencia y desvío del presupuesto.

El Fonden nace como programa del gobierno federal para atender los efectos generados por desastres naturales desde 1996.

Sin embargo, en los últimos casos de corrupción en los estados se ha revelado el presunto el desvío millonario de este fondo.

Luego de la detención de Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco, el coordinador general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Felipe Puente, ordenó una revisión de los recursos destinados a ese estado para atender a la población ante desastres naturales durante su gestión entre 2007 y 2010.

Pablo Salazar Mediguchía, ex gobernador de Chiapas, fue encarcelado por el "ejercicio indebido del servicio público".

En 2006 diputados federales señalaron en varias ocasiones el mal uso del presupuesto para resarcir los daños ocasionados por lluvias del huracán "Stan" en ese estado sureño. En específico, denunciaron que mil 800 millones de pesos no fueron utilizados en la reconstrucción de las zonas afectadas.

En 2012 la Secretaría de la Función Pública detectó "malos manejos" en el estado de Veracruz de los recursos enviados a través del Fonden durante la administración de Fidel Herrera.

De entre las irregularidades, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó que el gobierno no comprobó la aplicación de 244 millones 171 mil 100 pesos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregó a cuenta del Fonden para la rehabilitación de infraestructura dañada por huracanes en 2009 y 2010.

Diputados de Oaxaca acusaron en su momento al gobierno de Ulises Ruiz de "despilfarrar" los apoyos destinados a mitigar los daños por los fenómenos naturales "Frank" y "Karl". Además en 2006, la Función Pública le realizó una auditoría, sin embargo, según la dependencia federal, no se encontró ninguna irregularidad.