Universal
México.- La Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados detectó que la Secretaría de Educación Pública destinó a los estados sólo 11.4 millones de pesos, de los 56.3 millones de pesos del presupuesto aprobado en 2008, para atender a los niños jornaleros migrantes y pidió aclarar ese faltante o "error"
La Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados detectó que la Secretaría de Educación Pública destinó a los estados sólo 11.4 millones de pesos, de los 56.3 millones de pesos del presupuesto aprobado en 2008, para atender a los niños jornaleros migrantes y pidió aclarar ese faltante o "error".

Después de que la SEP dio cuenta de esos recursos, informó que no se utilizarán directamente en la atención de los menores campesinos, sino que antes de atender a más estudiantes se aplicarán en "gastos de operación" como la compra de vehículos, mobiliario, remodelación de espacios para clases, adquisición de material didáctico y capacitación de asesores educativos.

El programa que está a cargo de la subsecretaría de Educación Básica, cuyo titular es Fernando González Sánchez, yerno de la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, distribuyó a los estados sólo 11.4 millones, como lo dio a conocer EL UNIVERSAL el 22 de enero pasado; sin embargo, la Comisión de Equidad de la Cámara de Diputados detectó un faltante o "error" y exigió a Educación Pública y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aclarar el destino de esos recursos.

La presidenta de dicha Comisión, la diputada perredista Maricela Contreras Julián, indicó que darán seguimiento a los recursos que fueron negociados en la reasignación presupuestal de diciembre pasado, "debido a que identificamos una necesidad de apoyar a las familias que se mueven de un estado a otro dentro del país con sus hijos y que requieren recibir educación", explicó.

Juan Martín Martínez Becerra, director general de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa, comentó a EL UNIVERSAL que el presupuesto "está garantizado" para brindar el servicio, de manera inicial a 20 mil niños migrantes jornaleros que se atendieron el año pasado; sin embargo, a pesar de que se tendrá un incremento en la matrícula no será en la misma proporción del presupuesto que ascenderá a 56.3 millones de pesos.

Sólo compromiso

Por otro lado, el incremento en la cobertura quedó como un "compromiso verbal con las coordinaciones de los estados cuyo compromiso es el de disminuir el rezago", planteó Lilia Dalila López Salmorán, coordinadora de Programas Educativos para Grupos en Situación de Vulnerabilidad.

La compra de automóviles es "algo que pareciera ostentoso, pero por las condiciones en las que se imparte el servicio, un auto se convierte en un insumo vital para asegurar que los niños asisten a los centros escolares", justificó la encargada del programa.

La controversia por la existencia de los casi 45 millones de pesos se suscitó después de que esta casa editorial dio a conocer (22 de enero) las reglas de operación del Programa de Educación Preescolar y Primaria para Niños y Niñas de Familias Jornaleras Agrícolas Migrantes, emitidas por la SEP y donde se autorizaban 11.4 millones de pesos, de los cuales, casi 50 % se destinarían para "gastos de operación".

La presidenta de la Comisión de Equidad, Maricela Contreras, ubicó la "contradicción" entre lo negociado y aprobado por unanimidad entre la Cámara de Diputados, lo que se publicó posteriormente en el Diario Oficial de la Federación y las reglas de operación del Programa que publicó Educación Pública.

Después de solicitar una "aclaración por oficio" a la Secretaría de Hacienda, la legisladora informó que también se solicitó una reunión con los titulares del programa para que se establezca un comité de vigilancia para la aplicación eficaz de los recursos.

El director general de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa, Juan Martín Martínez Becerra, explicó que la diferencia de montos se originó por los tiempos y procedimientos que existen para la publicación de las reglas de operación de los programas ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria y las negociaciones del presupuesto en la Cámara de Diputados. De tal manera que las reglas de operación para el programa de niños migrantes jornaleros fueron autorizadas días antes de que se asignaran los recursos adicionales al presupuesto educativo.