Redacción
Son medicinas equivalentes a las de marca. Cuando vence la patente después de 20 años, un laboratorio puede fabricarlo y hacer pruebas de "bioequivalencia". El precio disminuye un poco, pero no tanto como con los similares. Un medicamento GI (Genérico Intercambiable) no es igual a un medicamento similar.
Sabías que la mayoría de los medicamentos que compras tienen un equivalente que cuesta más barato, aún en farmacias que no son similares. Incluso hay catálogos disponibles en Internet donde puedes consultar qué medicamentos se consiguen a un menor precio, en beneficio de tu presupuesto.

Casi todo medicamento de marca tiene su GI, sin embargo, cuando uno va a la farmacia tradicional le venden el de marca que es más caro. Pero el cliente puede pedir que le vendan la versión GI de ese producto, que es de la misma calidad, aunque lo hacen laboratorios más pequeños, sin embargo están avalados por la Secretaría de Salud.

Una de las principales causas por las que se venden más los productos de marca es porque son "comerciales", se dan más a conocer y tienen una tracción de decenas de años en el mercado.

Otra causa es porque el médico así lo prescribe, por ello a la hora de recibir el diagnóstico y la receta, el cliente puede preguntar al médico si su medicamento tiene versión GI, el doctor puede dar el nombre del GI, si es que se hay, que generalmente es entre un 20 y 30 por ciento más barato.

En México existe aún una cultura de miedo a comprar medicamentos que no son de marca, aún de los médicos. Para entender mejor esto el doctor Gustavo Hernández Verde, explica que hay tres tipos de medicamentos: originales, genéricos intercambiables y similares.