"HRW puede tener un mayor impacto aún siendo una (organización) verdaderamente internacional", dijo Soros, según un comunicado de la organización.
Washington, EU.- El multimillonario y filántropo George Soros ha donado 100 millones de dólares a Human Rights Watch con el objetivo de que la organización de derechos humanos se "internacionalice" y "amplíe y profundice" su presencia global, sobre todo en países emergentes clave, informó hoy la propia ONG.

Con el dinero, HRW pretende "incrementar su capacidad de influenciar potencias emergentes en el sur global para presionar a favor de una agenda a favor de los derechos humanos" y convertirse en una "verdadera organización global", adelantó la ONG.

Se trata de una subvención complementaria a diez años procedente de la Fundación Sociedad Abierta de Soros -la mayor jamás hecha a una ONG, según la organización- que HRW tendrá que complementar con otra cifra similar en contribuciones privadas, explicó la agrupación.

"HRW puede tener un mayor impacto aún siendo una (organización) verdaderamente internacional", dijo Soros, según un comunicado de la organización.

"Tiene que estar presente en las capitales de todo el globo, centrándose en cuestiones locales, aliándose con grupos de derechos humanos locales y actuando con funcionarios locales de gobierno", agregó e indicó que en un plazo de cinco años "al menos la mitad de sus ingresos y la mayoría de los miembros de su junta directiva deberían proceder de fuera de Estados Unidos".

Por ello, indicó, está "especialmente interesado" en alentar las contribuciones de filántropos "fuera del tradicional círculo de apoyo de Europa y América del Norte".

"En un mundo crecientemente multipolar, tenemos que asegurarnos de que el mensaje de HRW suena en las capitales más influyentes del globo", dijo por su parte el director ejecutivo de la organización, Kenneth Roth.

"Poner fin a abusos graves requiere generar presión en cualquier gobierno con influencia, incluidas las potencias emergentes en el sur", aseveró.