El Universal
Villaluz también ha salido a jugar con el rostro en ese color, debido a una crema y bloquedor contra el Sol
Ciudad de México.- Tal parece que salir a la cancha con el rostro en color blanco se está convirtiendo en costumbre en la plantilla del Cruz Azul.

Este domingo le tocó el turno a Gerardo Torrado, quien alineó de inicio en el equipo celeste con la cara blanquizca, un look que lo asemejaba con cualquier mimo o incluso con el personaje del Guasón.

El primer jugador de la Máquina que jugó con la cara blanca fue César Villaluz, quien entonces explicó que se trataba de una crema y un bloqueador para protegerse de los rayos del sol.

De lo que no los ha protegido es de la mala racha que los tiene apenas con once puntos en la tabla general. Con Toluca terminaron perdiendo 3-1 y en la jornada doce se enfrentarán en casa con Pumas.