Dos hermanos chinos fueron acusados de fabricar 160 mil máquinas afeitadoras Gillette falsas, en el último de una serie de escándalos de producción y piratería que han sacudido al país asiático.
Los hermanos de apellido Zhang fueron acusados de ensamblar afeitadoras Gillette Mach 3 en su hogar junto a familiares sin el permiso de Gillette (China), dijo ayer la agencia de noticias Xinhua, citando a fiscales de Wenzhou en la provincia de Zhejiang.

Las autoridades allanaron su vivienda el pasado 4 de julio y confiscaron más de 30 mil afeitadoras. Pero más de 120 mil máquinas de afeitar ya habían sido transportadas a Shanghái, según la declaración de los hermanos, dijo la agencia de noticias.AP