Libby Quaid / AP
Orlando, Florida.- La historia moderna indica que los candidatos que se alzan con las elecciones de los primeros estados --Iowa, Nueva Hampshire y Carolina del Sur--, logran la postulación de su partido a la presidencia. Rudy Giuliani, favorito entre los republicanos en las encuestas a nivel nacional pero que no luce tan fuerte en esos estados, espera cambiar esa tendencia.
Giuliani confía en lograr suficientes delegados en otros estados como para que los primeros no resulten decisivos. Su estrategia toma en cuenta el hecho de que Florida y otros estados que reparten muchos delegados están adelantando los comicios para que las votaciones en los primeros estados no sean tan importantes.

Se supone que victorias en las primeras votaciones afianzan las posibilidades de un candidato. Pero Giuliani apuesta a que ya no será tan vital vencer en esos comicios iniciales, pues los otros vienen enseguida.

"Nunca hubo una elección como ésta, en la que se votará en tantos estados con muchos delgados inmediatamente después que en los primeros, como California e Illinois'', declaró el director de la campaña de Giuliani, Mike DuHaime, en una entrevista con la AP.

"Habrá una enorme cantidad de delegados en juego el 5 de febrero en estados donde el alcalde está adelante''.

Giuliani, quien fue alcalde de Nueva York, encabeza las encuestas a nivel nacional. Una consulta de AP-Ipsos realizada la semana pasada indica que tiene el 29% de las preferencias contra el 19% de Fred Thompson, quien está segundo.

También tiene amplias ventajas en tres de los estados que reparten más delegados, California, Nueva York y la Florida.

Está rezagado en Iowa y Nueva Hampshire, y Thompson amenaza con desplazarlo del primer lugar en Carolina del Sur.

Ello se debe a
que en las internas de los republicanos en estos estados resulta clave el voto conservador, y ese sector no ve con buenos ojos algunas posiciones de Giuliani en torno a temas como el aborto y los derechos de los gay.

¿Qué es más importante, ganar en los primeros comicios o triunfar más adelante, en los estados grandes? Depende de a quién le pregunte.

En Orlando, Florida, el coronel del ejército retirado Terry Fiest dice que la importancia de Iowa "es un mito''.

"Iowa es como la largada de un maratón. Ni pienso en Iowa'', agregó.

Su amigo Craig Hartwig, quien vive en Mount Doro, Florida, señala: ``No nos trepamos al auto de nadie''.

Esta actitud fue lo que hizo que la Florida adelantase sus comicios de marzo al 29 de enero, cuatro semanas después de que se realice en Iowa la primera consulta del país, mediante asambleas vecinales.

Los estados que adelantaron mucho sus elecciones fueron castigados por violar las normas que estipulan que no se puede hacer consultas antes del 5 de febrero.

Perdieron la mitad de los delegados que enviarán a la convención partidaria, en la que se elegirá al candidato.

Los afectados son Nueva Hampshire, Florida, Carolina del Sur, Michigan y Wyoming. Iowa no fue castigada porque sus asambleas del 3 de enero no son vinculantes. Lo mismo ocurre con las asambleas del 19 de enero en Nevada.

Para ser elegido, un candidato debe conseguir el voto de la mayoría de los 2 mil 380 delegados ante la convención nacional, la mayoría de los cuales se comprometen a votar a favor del candidato que ganó la consultas en sus estados o distritos.

Luego del 5 de febrero, en que casi la mitad de los estados habrán realizado sus comicios, Giuliani podría tener amplias ventajas sobre el resto.