Panamá.- Gloria Estefan visitó el lunes una escuelita rural con piso de tierra y sin paredes, como antesala a un concierto benéfico que ofrecerá en Panamá para ayudar a mejorar las condiciones en que miles de niños reciben la educación.
``Lo lindo es ver que realmente están cambiando las vidas de estos niños'', dijo Gloria muy emocionada al terminar un pequeño acto en que los niños le entregaron flores, una banderita de Cuba y otra de Panamá y le cantaron una canción de cumpleaños.

Gloria llegó acompañada de su esposo Emilio Estefan a la escuelita en Valle del Sol, una comunidad rural en la localidad de Arraiján, a unos 20 kilómetros al oeste de la capital. En esa escuela la maestra Verónica Cubilla imparte clases a 31 niños con edades de entre 4 y 6 años.

La infraestructura de la escuela consiste en un techo y una pared para apoyar el tablero. La escuelita tenía sillas y mesitas para escribir y es una de las llamadas ``escuelas ranchos'' que hay en Panamá y que el gobierno intenta erradicar.

Dar clases en esas condiciones ``es bastante difícil... es un problema cuando llueve por las condiciones, todos debemos corrernos para el centro del salón para no mojarnos'', explicó Cubilla.

``La satisfacción es que los niños bajo todas las condiciones rinden bastante y quieren ir a la escuela'', subrayó.

Se estima que en Panamá al menos unos 25.000 niños, principalmente de las comarcas indígenas y de zonas remotas, reciben clases en ``escuelas ranchos''.

La escuela de Valle del Sol forma parte de un programa de formación inicial en el que participa los padres de familia, la comunidad y las autoridades de educación.

``Para mí es una labor increíble lo que están haciendo aquí los padres ayudando a los niños a hacer su trabajo'', manifestó Estefan. ``Estoy muy impresionada y Dios quiera que vayan cambiando más y más''.

La primera dama Vivian de Torrijos señaló que ``Gloria ha puesto su talento, su tiempo'' para apoyar el programa para erradicar las escuelas ranchos y que lleva adelante su oficina.

La artista ofrecerá la noche del lunes un concierto benéfico denominado ``Escuelas ranchos por Escuelas Dignas'', organizado por la primera dama.

La primera dama dijo que el costo de una escuelita con las mínimas condiciones en las zonas remotas se estima entre 70.000 y 100.000 dólares. Anunció que Gloria ``ha manifestado su interés para adoptar una escuela panameña''.

Los Estefan fueron condecorados poco antes de la visita por el presidente Martín Torrijos, quien destacó el ``singular aporte a la identidad Latinoamérica'', que ha hecho la pareja a través de la música.

Tras el concierto en Panamá, Gloria emprenderá un gira por Latinoamérica para promocionar su más reciente disco ``90 Millas'', que salió a la venta el 18 de septiembre.