Mantener en secreto los resultados podría transmitir intranquilidad a los inversores, informa el diario citando representantes del gobierno. "El sentido del programa es evitar el pánico y no desatarlo", cita el rotativo a uno de los funcionarios de alto rango que participan en el mismo
Nueva York.- El gobierno estadounidense pretende publicar, al menos en parte, los resultados de sus llamados "Stress- Test" de los mayores bancos del país, para dar más confianza a los mercados financieros, publicó hoy el diario "The New York Times".

Con ese test, el gobierno pone a prueba la capacidad de supervivencia de los 19 principales bancos del país en el caso de que siga empeorando la coyuntura económica. Hasta el momento, se dijo que todos los institutos aprobaron el test, pero que una serie de ellos necesitaría más ayudas millonarias para salir adelante.

Una portavoz del Departamento de Finanzas dijo al diario que las pruebas no terminaron aún y que cuando lo hagan el departamento decidirá junto con los bancos cómo y cuándo se podrán publicar qué datos.

Hasta ahora, se prevé que los test concluyan a finales de abril y en base a los resultados el gobierno decida qué bancos necesitan nuevas inyecciones financieras. Washington esperará también los resultado del primer trimestre de los bancos para tomar una decisión.

Las ayudas públicas al sector se ven con cada vez más división de opiniones: a muchos bancos les molesta la influencia del gobierno unida a las ayudas, como el poder para controlar los salarios de los altos directivos o la estrategia de negocio. Por eso, Goldman Sachs ya anunció su intención de devolver lo antes posible los 10.000 millones de dólares recibidos del Estado. Otros institutos menores ya lo hicieron.

Los test permiten prever los resultados de los bancos en determinados escenarios coyunturales, ya que simulan por ejemplo, su nivel de estabilidad ante situaciones como un desempleo masivo, un nuevo desplome del crecimiento económico o de las Bolsas.