El plan buscará "sacar de la marginalidad a ciertas zonas" de Ciudad Juárez para "fortalecer tejido social en contra de las organizaciones criminales, especialmente en contra del pandillerismo", dijo.
México, D.F..- El Gobierno de México anunció hoy el próximo lanzamiento de un plan de "reconstrucción comunitaria" en Ciudad Juárez, la urbe más violenta del país, que pretende debilitar a las pandillas que actúan en la ciudad, informó hoy el Secretario de Gobernación (Interior), Fernando Gómez Mont.

En un encuentro con corresponsales extranjeros el ministro mexicano anticipó que "en las próximas semanas echará a andar" esta iniciativa que pretende atender "la variable social en el ejercicio de la reconstrucción de la seguridad" en la ciudad, fronteriza con El Paso (Texas, EU).

El plan buscará "sacar de la marginalidad a ciertas zonas" de Ciudad Juárez para "fortalecer tejido social en contra de las organizaciones criminales, especialmente en contra del pandillerismo", dijo.

La iniciativa contendrá "acciones positivas, no solo de contención", indicó Gómez Mont, quien se mostró convencido de que el Estado va a "prevalecer" en una ciudad que en 2009 ha registrado más de 2.000 homicidios dolosos, según cifras extraoficiales.

Según el ministro, "buena parte de las pandillas que existen en Juárez tienen una vocación natural al 'narcomenudeo' (tráfico de drogas a pequeña escala) y ahí son miles de jóvenes en áreas marginales de la sociedad vinculadas" a ese negocio.

Señaló que el crimen organizado mantenía antes en esa ciudad fronteriza una estrategia centrada principalmente en obtener dinero de sus negocios, pero que ahora los grupos del crimen organizado se han enfocado más en generar violencia debido a la mayor presión que ejercen contra ellos la Policía y el Ejército.

Para el ministro, en las ciudades del norte de México existe "una vinculación" con lo que ocurre al otro lado de la frontera, en EU.

"Hoy por hoy la violencia en Juárez está vinculada con fenómenos en El Paso, la de Tijuana, con fenómenos en San Diego (EU), es decir, la violencia no usa pasaporte para sus propios fines", agregó.

Gómez Mont reconoció que con las autoridades de EU hay cooperación y un sentido de corresponsabilidad ante una violencia que "afecta a las comunidades a ambos lados de la frontera".

Según el titular de Gobernación, la remisión de la violencia en México dependerá "indudablemente" de cuánto avance la "reconstrucción institucional" que está en marcha en el país.

"En la medida en que tengamos mejores cuerpos de seguridad, y nuestra capacidad de alejarlos de la corrupción sea mayor, esto va a afectar a la violencia en México de manera notable. ¿En qué medida y cómo? Estaremos alerta", concluyó.