Pese a ello, el riesgo de incendio sigue siendo extremadamente alto, por lo que "todas las fuerzas están en alarma", añadió.
Atenas/Bruselas.- Después de cinco días de lucha contra las llamas, un portavoz del gobierno griego anunció en la tarde de hoy que "todos los incendios en torno a Atenas están bajo control".

La intensiva actuación de aviones cisterna, entre ellos ocho de la Unión Europea y uno turco, ha dado sus frutos. En total, arden 140 focos expandidos por el norte de Atenas. La densa nube de humo que en los últimos tres días se alzaba sobre la capital griega comienza a diluirse, según muestran las últimas imágenes vía satélite.

Sin embargo, la mejoría es casi imperceptible para los habitantes de la región afectada y cientos de personas sufren problemas respiratorios debido a las nubes de humo. Además, en Porto Germeno, unos 70 kilómetros al oeste de Atenas, se desató un nuevo foco que sembró el pánico entre los ciudadanos, que se dirigieron a la costa con sus rebaños de cabras. Los servicios de vigilancia costera enviaron tres botes patrulla para que actúen en caso de necesidad.

Al este de Atenas, en las localidades de Nea Makri y Pikermi, las fuerzas de rescate luchan contra las llamas con aviones cisterna, mientras en las islas de Evia, Skyros y Zakynthos se desataron peligrosos incendios. El gobierno griego calcula que hasta ahora han ardido entre 150 y 200 kilómetros cuadrados de bosque, monte bajo y campos de cultivo, y el fuego ha acabado también con decenas de viviendas.

Según el cuerpo de bomberos, actualmente hay 16 aviones cisterna y nueve helicópteros combatiendo las llamas. Sin embargo, los fuertes vientos dificultan las tareas de extinción, aunque se espera que la situación mejore durante la noche.

Mientras, los alcaldes de las localidades afectadas creen que se trata de incendios premeditados. La sospecha recae sobre especuladores del suelo que pretenden destrozar el bosque. Meses o años después "las zonas asoladas por los incendios se liberan para la construcción de viviendas", dijo un alcalde de la región del este de Atenas.

El gobierno municipal de Atenas prometió entre tanto indemnizaciones para todos aquellos que han perdido sus propiedades. "Haremos un balance en cuanto se hayan extinguido todos los focos e indemnizaremos a las víctimas", dijo el portavoz gubernamental Evangelos Antonaros.

La organización ecologista WWF acusa a las autoridades griegas de deficiencias en la prevención y gestión del fuego. "Grecia no ha aprendido nada del catastrófico verano de 2007", cuando los devastadores incendios causaron la muerte a 77 personas, dijo la experta Nina Griesshammer. Sigue faltando una red de acceso al agua y faltan cortafuegos, afirmó.

Por otro lado, la Comisión Europea confirmó que hasta la fecha seis aviones contra incendios tipo "Canadair" han sido desplegados contra las llamas que amenazan Atenas y que el ofrecimiento de España de dos aparatos más de ese modelo ha sido aceptado por Grecia.

Los dos "Canadair" -aparatos concebidos especialmente para la lucha contra las llamas- bajo bandera europea forman parte de la "Reserva Táctica Europea contra Incendios" (EFFTR, en sus siglas en inglés), según el portavoz comunitario. Ese despliegue cuesta a la UE la cifra de 3,5 millones de euros, agregó un portavoz del Ejecutivo comunitario.