Lourdes de Koster / Vanguardia
Saltillo, Coah.- La colecta del Banco de Alimentos de Saltillo, en la que participó Vanguardia, superó la meta y, gracias al apoyo de los ciudadanos, se logró acopiar 127 toneladas de no perecederos, que a partir de algunos días se empezarán a entregar a las 400 familias identificadas en pobreza extrema.
Martha Garay, directora de la asociación, dijo sentirse muy contenta y agradecida con los voluntarios, colaboradores, medios de comunicación y ciudadanos que compartieron un kilo de alimento.

"Mucha gente llegó al Banco de Alimentos -en el bulevar Vito Alessio Robles- con uno, dos y tres kilos de arroz o frascos de mayonesa, con lo que cada quien pudo colaborar. fue una respuesta maravillosa".

En entrevista compartió su alegría por la capacidad de organización de maestros de la Sección 38 del SNTE que estuvieron desde temprano y que junto con el resto de los voluntarios "barrieron" colonias enteras, donde las familias -principalmente niños- donaban lo que tenían en casa.

En otros módulos, como el que instaló el periódico Vanguardia, animaron la jornada ofreciendo espacios para que los niños que llegaban con su donativo también se divirtieran coloreando y con espectáculo de payasos.

Al mismo tiempo recordó que, aunque en forma modesta, se reconoció la labor que en vida realizó Silvia Mohamar, quien falleció hace algunos días y que el sábado pasado fue recordada durante el desarrollo de esta campaña nacional "Por un México sin Hambre".

Insistió en la importancia de unir esfuerzos y de permitir que otros reciban la ayuda que necesitan por encontrarse en condiciones de desventaja económica.

"Es muy gratificante ver que la gente, que los saltillenses y ramosarizpenses pueden ayudar a que el Banco de Alimentos llegue con despensas a las 400 familias que durante un año obtendrán este beneficio de manera gratuita".