El gran éxito para Greinke fue no sólo tener marca ganadora de 16-8 al concluir la temporada sino de a hacerlo con uno de los peores equipos de las Grandes Ligas.
Nueva York, EU.- El lanzador derecho Zack Greinke, de los Reales de Kansas City, fue elegido hoy, martes, como el ganador del premio Cy Young de la Liga Americana después de superar al venezolano Félix Hernández en la votación final realizada por la Asociación de Escritores de Béisbol de América.

Greinke recibió 25 votos para el primer lugar y tres para el segundo con 134 puntos, mientras que Hernández, el estelar de los Marineros de Seattle, se quedó con dos para el primero, 23 para el segundo uno para el tercero que le dieron 80 puntos.

El tercer puesto fue para Justin Verlander, de los Tigres de Detroit, con un voto para el primer lugar y 14 puntos, mientras que CC Sabathia (Yanquis) y Roy Halladay (Toronto) también recibieron 13 y 11 votos, respectivamente.

El gran éxito para Greinke fue no sólo tener marca ganadora de 16-8 al concluir la temporada sino de a hacerlo con uno de los peores equipos de las Grandes Ligas.

Greinke lideró a todos los lanzadores del joven circuito en promedios de carreras limpias (2.16) y Whip (1.07), fue segundo en juegos completos (6) y blanqueadas (3) para también ponchar a 242 bateadores en 229.1 entradas que estuvo en el montículo.

El nuevo ganador del Cy Young, en la Americana, ha sido un ejemplo de superación después que en campo de primavera del 2006 tuvo que irse a su casa con lo que más tarde le diagnosticaron un desorden de ansiedad social.

Greinke tuvo trabajar en las ligas menores y no regresó al primer equipo hasta finales de septiembre de ese mismo año para lograr marca de 7-7 la temporada siguiente y de 13-10 en la del 2008, que fue cuando comenzó a mostrar todo el potencial ganador que tenía en su brazo.

Su victoria le permite empatar con Brandon Webb, de los Cascasbeles de Arizona, que también hace tres años aunque tenía el menor número de victorias para un abridor se llevo el premio en la Nacional.

El joven derecho de los Reales se unió al dominicano Pedro Martínez (18-6, 1.74 en el 2000) como los únicos lanzadores de la década en lograr más de 15 triunfos y un promedio de efectividad inferior a 2.20 en una temporada.

Greinke, de 26 años es el primer jugador de los Reales que obtiene el Cy Young desde David Cone en 1994 y el tercero en la historia de la franquicia.

Otro lanzador, el derecho Brett Saberhagen lo conquistó en 1985 y 1989 y el primer premio le llegó después de haber ganado con su equipo la Serie Mundial al ganar por 4-3 a los Cardenales de San Luis.

Greinke, séptimo en el liderato de triunfos, es el segundo lanzador de la historia que gana el Cy Young pese a que no terminó entre los mejores cinco de su liga en victorias o salvamentos.

El zurdo Randy Johnson, que ocupo el octavo puesto en victorias en 1999 en la Liga Nacional (17-9, 2.48), fue el primero que lo consiguió.

De un gran control en el montículo, Greinke tuvo efectividad de 1.50 en 15 salidas contra equipos que concluyeron la temporadaregular con marca ganadora, y fue la mejor de la competición, mientras que Hernández fue segundo en ese apartado del juego con 2.24 carreras limpias permitidas.

Greinke, que firmó un contrato por 38 millones de dólares y tres años el pasado invierno, tendrá una bonificación de 100.000 dólares por haber conseguido el Cy Young.

Hernández buscaba unirse a su compatriota, el zurdo Johan Santana (2004 y 2006) como únicos venezolanos que lograron el galardón en las Grandes Ligas.

El derecho de 23 años de los Marineros tuvo marca de 19-5, efectividad de 2.49 y ponchó a 217 bateadores en 238.2 entradas que estuvo en el montículo.

"El Rey" Hernández, como se le conoce cariñosamente al lanzador venezolano, encabezó la Liga Americana en victorias, promedio de bateo de los contrarios, porcentaje de salidas de calidad (0.85) y porcentaje de victorias (.792), pero Greinke iba a ser su gran sombra en la excelente temporada que completo.

El triunfo de Greinke rompió un patrón de comportamiento entre los votantes de la Liga Americana.

Desde que se comenzó a repartir un premio en cada liga, en 1967, 16 de los 21 lanzadores que quedaron entre los primeros dos lugares en triunfos, porcentaje de ganados y perdidos y promedio de efectividad, se habían quedado con el prestigioso galardón del Cy Young.

De hecho, en los últimos 12 años, ocho de los ganadores del Cy Young de la Liga Americana habían sido concedidos a un lanzador que lideró o empató en el apartado de triunfos.

Sabathia tuvo 19-8 en el primer año de su contrato de 160 millones de dólares con los Yanquis a los que ayudó a conseguir el vigésimo séptimo título de la Serie Mundial, primero desde el 2000 cuando perdieron con los Cascabeles.

Mientras que Halladay logró marca de 17-10, 2.79, 208 ponches y cuatro blanqueadas con los Azulejos, otro de los equipos perdedores en la Liga Americana.