El miedo a la propagación de la gripe porcina impactó en los principales índices bursátiles estadounidenses, ya de por sí sacudidos por la crisis económica y financiera mundial, que cerraron a la baja.
El Dow Jones registró una caída del 0,64 por ciento y cerró a 8.025,00 unidades. En tanto el índice S&P-500 perdió un 1,01 por ciento con 857,51 puntos. Los mercados tecnológicos por su parte también descendieron. El NASDAQ-Composite cayó un 0,88 por ciento a 1.679,40 unidades, en tanto el NASDAQ-100 debió resignar un 0,24 por ciento por lo que se ubicó en los 1369,94 puntos.

En tanto el índice de referencia del mercado General Motors (GM) dio la sorpresa al aumentar su acción un 20,71 por ciento y ubicarse en los 2,04 dólares. La automotriz pretende que el Estado se convierta en accionista mayoritario como contrapartida por los créditos percibidos que alcanzan en total 15.400 millones de dólares y ambiciona otros 14.600 millones de dólares. Las acciones de Ford aumentaron un 2,20 por ciento y se ubicó en los 5,11 dólares.

De lejos le siguieron los títulos de Pfizer con un aumento del 2,43 por ciento que alcanzaron los 13,49 dólares. Tal como ya había sucedido en Asia y Europa, las acciones de las farmacéuticas también se beneficiaron con la expectativa de una vacuna contra la gripe porcina.

Como contrapartida las acciones de las empresas aéreas UAL, AMR, Continental Airlines y US Airways se desplomaron. La acción de US- Airways fue la más perjudicada con una caída del 17,36 por ciento y se ubicó en los 4,00 dólares. Junto a los temores por la gripe porcina, un estudio de la Unión de Bancos Suizos (UBS) también deprimió a los mercados. Los analista de UBS habían tomado distancia de sus recomendaciones de inversión.

El Euro cayó a 1,3036 dólares y por momentos incluso se ubicó por debajo de 1,30 dólares.

En tanto, los mercados asiáticos fueron los primeros en sufrir pérdidas, en parte pronunciadas, mientras que horas más tarde también cayeron las bolsas de Londres, París y Fráncfort. Entre los valores más afectados se encontraban los turísticos y la industria de la aviación.

Las acciones del mayor operador turístico del mundo, TUI, cayeron en la tarde de hoy en la bolsa de Fráncfort en hasta un 5,85 por ciento, hasta los 7,56 euros (9,92 dólares). En reacción al brote de gripe porcina, la compañía con sede en Hannover decidió no realizar más viajes a Ciudad de México hasta por lo menos el 4 de mayo.

Las cotizaciones de las principales compañías aéreas europeas British Airways, Air France/KlM e Iberia llegaron a descender en hasta más de un siete por ciento. En Nueva York, también UAL y la matriz de American Airlines, AMR registraron fuertes caídas. Las acciones de Continental Airlines bajaron en un 12 por ciento, mientras que las de US Airways perdió hasta un 15,7 por ciento.

"El miedo a una pandemia mundial podría continuar reforzando la recesión global", estimó Daniel Chan, estratega de inversiones del DBS Bank en Hong Kong. Desde su punto de vista, las economías exportadoras podrían ser las más afectadas.