El Cairo, Egipto.- El máximo dirigente del grupo radical Estado Islámico de Irak, vinculado a Al Qaeda, anunció hoy el inicio de una campaña de ataques con artefactos explosivos y coches bomba contra "los agentes que luchan en las filas del ocupante".
Abu Omar al Bagdadi llamó a participar en ella a todos los "soldados de la Yihad (guerra santa)" en Irak y a los miembros de su grupo en una grabación de audio colgada en una página web islamista normalmente utilizada por los grupos insurgentes iraquíes.

La nueva campaña, que se extenderá hasta el próximo 29 de enero, tiene como objetivo a "los agentes apóstatas y todos los que se vistan con ropa distinta (uniforme) y luchen en las filas del ocupante", en referencia a las fuerzas de seguridad iraquíes.

"Insto a cada soldado (insurgente) a que detone al menos tres artefactos explosivos antes de que termine la campaña", agregó Bagdadi.

Además, animó a "quien no pueda tener un artefacto explosivo o un coche bomba, que mate a al menos tres apóstatas de cualquier manera posible".

El dirigente del Estado Islámico de Irak pidió también a cualquier persona que tenga la intención de llevar a cabo un atentado suicida que lo haga durante la campaña.

En su mensaje, de 46 minutos y cargado de frases del Corán, Bagdadi criticó a los consejos de clanes tribales, a los que llamó "traidores" por colaborar últimamente en la lucha contra los grupos insurgentes.

El dirigente islamista anunció, asimismo, la creación de una nueva brigada de su grupo "para luchar contra cualquier apóstata".

El Estado Islámico de Irak, cuya proclamación fue anunciada en octubre del año pasado, está formado por siete grupos armados y tiene una supuesta autoridad sobre las provincias de mayoría suní.