Notimex
Considera el técnico de Tigres que Monterrey llegará con ventaja a este duelo, porque sus jugadores llevan más tiempo juntos
El técnico de Tigres, Daniel Guzmán, consideró que Monterrey llegará con ventaja al clásico regiomontano porque sus jugadores llevan más tiempo juntos, pero confió en que los "felinos" ganarán y espera que el estadio Universitario sea un verdadero "volcán".

"Creo que ellos nos aventajan porque es un equipo que viene trabajando junto dos o tres años, nosotros llevamos dos meses y medio, pero llegamos en buenas condiciones porque ellos ganaron, nosotros también ganamos y eso va a vestir un poco más el clásico", manifestó.

Al finalizar el entrenamiento que tuvo este miércoles el conjunto en el estadio Universitario, el estratega dijo que espera desde el primer minuto el apoyo de la afición, para que alienten a los jugadores a ganar el cotejo.

"Les aseguro que estamos trabajando intensamente para que el equipo lo que hace de visitante lo haga de local, pero es importante y fundamental que sea verdaderamente un volcán (el estadio Universitario), que desde que inicie el partido todo el mundo aliente a su equipo", aseveró.

Respecto al Monterrey, dijo que sin duda posee elementos peligrosos como el delantero chileno Humberto Suazo y el mediocampista ecuatoriano Walter Ayoví, pero que Tigres tratará de hacer su labor para llevarse la victoria en su casa.

"La historia no nos ha favorecido, en cinco meses (desde marzo pasado) no hemos podido ganar en nuestra cancha, hay un por qué y queremos revertir esa racha negativa", agregó.

Sobre el hecho de que realizar sus entrenamientos de la semana a puerta abierta, representaría una ventaja para Rayados, en tono de broma, Daniel Guzmán dijo: "Soy como Beto El Boticario (mago que hace algunos años participaba en un programa de televisión), te digo el truco y te digo cómo se hace".

En cuanto al quinto extranjero que buscaba Tigres para el presente Torneo Apertura 2009, el estratega manifestó que el brasileño Carlinhos Paraíba, del club Curitiba, era la opción, pero que a final de cuentas todo quedó en el intento por las altas pretensiones económicas de su representante.

"No pueden abusar de la institución, parece que su promotor quiso sacarse la lotería con ese jugador, quiso mucho dinero, escondieron al jugador", agregó.