Nueva York, EU.- Gwen Stefani tuvo algunos días libres antes de llevar su gira de conciertos a Asia y Europa, y curiosamente coincidieron con la Semana de la Moda en Nueva York.
Esta oportunidad le permitió programar la presentación de su colección L.A.M.B. el miércoles, en la que probablemente no cabrá ni un alfiler, en el primero de ocho días de reseñas preliminares de las colecciones de primavera.

¿Coincidencia?

``No sé cómo salieron las cosas'', dijo Stefani. ``Tal vez yo era consciente desde tiempo atrás que era la Semana de la Moda. La música es lo primero, pero yo inicié L.A.M.B. para tener una salida creativa después de mi carrera musical y ha despegado. Pero jamás lo hubiera hecho si no pensara tomarlo con seriedad''.

Esa es la actitud que le ha ganado credibilidad as Stefani en el mundillo de la moda.

Los cínicos editores, estilistas y vendedores minoristas íque han visto los shows ostentosos de Jennifer López y Sean ``Diddy'' Combs, así como la promesa incumplida de Beyonce de exhibir línea House of Dereon en la pasarelaí parecen recibir a Stefani en su segundo espectáculo aquí con los brazos abiertos.

``Pensamos que la colección L.A.M.B. de Stefani es un comienzo buenísimo a la primera velada de la Semana de la Moda Mercedes-Benz. A medida que más celebridades entran al sector de la moda, vemos una gran sinergía y energía... La línea L.A.M.B.

evidente es la líder de estas líneas, tan singular e individual como la misma Gwen'', dijo Fern Mallis, vicepresidente primero de IMG Fashion, organizadora del evento que atrae a unas 14.000 personas diariamente a las carpas instaladas en Bryant Park, en pleno centro de Manhattan.

La mayoría de las muestras, 60 en total, volverán a las carpas.

Desde hace algunas temporadas se habla de desplazar la muestra a otra parte, pero el asunto parece haber quedado relegado por ahora.

Sin embargo, algunos de los nombres más poderosos de la mora, como Donna Karan, Marc Jacobs, y por primera vez en la historia reciente, Oscar de la Renta, prefieren hacer sus desfiles en lugares de la ciudad que consideran más adecuados por su ambiente.

Uno de los sucesos destacados de este año será el 40 aniversario de Ralph Laure con un desfile especial y una cena de etiqueta en los jardines del Central Park el sábado por la noche.