Ramón Morais, descendiente directo del escritor español del Siglo de Oro Francisco de Quevedo, aseguró que todavía quedan muchas cosas por saber de su antepasado, según dijo en la inauguración de un Congreso que se celebra en honor del insigne escritor.




Morais expresó su satisfacción y "entusiasmo" por la celebración del congreso internacional que sobre la figura del literato se está celebrando en la localidad ciudadrealeña de Torre de Juan Abad, en la región de Castilla-La Mancha (centro), a cuya inauguración.

Torre de Juan Abad es un lugar clave en la vida de Quevedo, ya que fue allí desterrado y encerrado con su amigo y benefactor, el duque de Osuna, hecho que marcó su obra literaria.

Esta localidad acogió el I Congreso Internacional "Francisco de Quevedo" organizado por la fundación que lleva el mismo nombre en el que, según su presidente, José Luis Rivas, se aportarán datos inéditos sobre la obra perdida del autor y su desconocida faceta de dramaturgo.

Perteneciente a la octava generación posterior a la del escritor del Siglo de Oro, Morais dijo que es muy emotivo conocer la tierra y visitar el lugar que sirvió a Quevedo de "reconstituyente moral y físico", porque Torre de Juan Abad, "para los que conocemos su vida -dijo- ha sido vital y absolutamente reparadora".

El descendiente del literato afirmó que, a sabiendas de que puede pecar de inmodestia, Quevedo "ha sido el más genial de cuantos escritores ha tenido la literatura española".

Explicó que, además de pertenecer al Siglo de Oro, era una persona "muy respetable y respetada", cuya obra está vigente después de varios siglos porque "se anticipó a su tiempo" y en la actualidad se siguen aplicando frases suyas como la de "con tu pan te lo comas".