Redacción
La telenovela de los Castro no termina. Pero esta vez, cambia de villano. Hasta hace unos días, Verónica Castro aparecía como la culpable de todos los males de su hijo y como la suegra villana que detesta a su nuera, la argentina Valeria Liberman, y en consecuencia le hace la vida imposible.
México.- En cuestión de unos días, la actriz interrumpió una entrevista televisiva de Christian para decirle que se calle y que no ventile más las peleas familiares que los mantienen distanciados y Christian anunció la separación de su esposa seguida de una demanda de divorcio que luego fue retirada.

Pero en la nueva entrega de esta historia digna de ficción, se invierten los roles y Verónica se convierte en la víctima de la historia.

El periodista Gustavo Adolfo Infante aseguró en declaraciones al programa "Escándalo TV" que el icono de las telenovelas fue agredida físicamente por su hijo y que esta fue la razón que provocó la separación definitiva entre ambos.

"Una noche estaban en casa de doña Socorro (madre de Verónica), y empezaron a discutir por las escrituras de una casa. Las cosas entre Verónica Castro y Valeria Liberman no iban bien. Christian y su esposa pretenden abrir la caja fuerte para tomar esas escrituras y en ese momento Verónica interviene y Christian no sé si la empuja, la cachetea o la golpea por la adrenalina del momento, pero ésta cae de espaldas y tiene que ser hospitalizada", aseguró el periodista.

Vale aclarar que la actriz de "Rosa Salvaje" ya estaba lastimada de la columna vertebral a raíz de un accidente que tuvo al caer de un elefante durante su participación en el programa "Big Brother VIP".

Infante, quien lleva 25 años de trabajo en el entretenimiento en México, dice que tiene fuentes fidegninas para declararlo, y que por el respeto que le tiene tanto a la actriz como al cantante, no tendría por qué inventar algo tan delicado.