El Universal
Enrique Castillo Sánchez Mejorada, presidente de la ABM, afirmó que se requiere fortalecer los vínculos de las instituciones con la sociedad, y ante ello, hay que trabajar en mejores productos y servicios
Enrique Castillo Sánchez Mejorada, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), reconoció que en el deterioro de la relación entre la banca y la sociedad, "las cuentas que entregamos no satisfacen a nadie".

En consecuencia, dijo, se requiere fortalecer los vínculos de las instituciones con la sociedad, y ante ello, "hay que trabajar en mejores productos y servicios, pero sobre todo, en mejorar la comunicación con la población".

Durante la inauguración de la 72 Convención Bancaria, Castillo consideró que entre los múltiples temas que los intermediarios necesitan mejorar es en revisar comisiones o cobros inadecuados.

Sobre el nivel de endeudamiento, afirmó que las entidades ofrecen programas para usuarios con problemas de pago. A la fecha, hay 2 millones 200 mil tarjetahabientes que reestructuraron o llegaron a soluciones con el banco.

Y advirtió que la extrema violencia con la que actúa la delincuencia organizada en el país, puede afectar "seriamente" la inversión y el empleo.

Castillo destacó que las difíciles condiciones del entorno económico mundial y sus repercusiones sobre la economía nacional "se sienten con rigor".

A corto plazo, dijo, la incertidumbre y la volatilidad en los mercados financieros impiden ver con claridad el futuro próximo.

Aseguró que este entorno no puede ser eterno, porque se correría el peligro de que en diferentes partes del mundo, los problemas económicos se conviertan en conflictos geopolíticos y sociales que resultarían un reto para las democracias".

Confió que las acciones coordinadas entre los gobiernos de las economías más importantes del mundo, generen los acuerdos necesarios para mejorar las condiciones globales, recuperando la confianza entre los participantes del mercado y consumidores de forma tal, que se rompa el peligroso círculo vicioso que hoy prevalece.

"Vemos con cierto optimismo que el comportamiento de los mercados en estos últimos días, empieza a reflejar una mejoría en la confianza; eso nos da la esperanza de que lo peor ya pasó".