Fue fundador del culto multimediático a las estrellas de la música erudita de Mozart, Mahler, Bach, Beethoven y tantos otros.
Berlín, Alemania.- A 20 años de su muerte, ocurrida el 16 de julio de 1989, el legendario director de orquesta austriaco Herbert von Karajan sigue siendo sinónimo de música clásica. Sus discos compactos llenan los estantes y los sellos tienen más de 800 grabaciones en sus catálogos. Karajan sigue siendo un buen negocio.

A la distancia de dos décadas, el director parece pertenecer a otra era y haber sido precursor de nuevos tiempos.

Karajan apostó hace mucho tiempo por el efecto pletórico de imagen de sus actuaciones y abrió las puertas de la televisión a la música clásica.

Fue fundador del culto multimediático a las estrellas de la música erudita de Mozart, Mahler, Bach, Beethoven y tantos otros.

La imagen de patriarca de orquesta de Karajan ha quedado un tanto obsoleta. El actual director de la Filarmónica berlinesa, el británico sir Simon Rattle, adopta más el papel de uno entre iguales.