El Universal
Informa la Subprocuraduría Regional que el cuerpo de la víctima, de 60 años, fue hallado dentro de una bolsa de plástico y con la cabeza destrozada a balazos
La presencia de varios miles de agentes federales así como de las fuerzas armadas en esta entidad, para reforzar la lucha contra la delincuencia organizada, no ha disminuido las ejecuciones. Este viernes fue localizado el cuerpo de un sexagenario dentro de una bolsa de plástico y con la cabeza totalmente destrozada a balazos.

De acuerdo con datos revelados por la Subprocuraduría Regional de este lugar, se trata de quien en vida llevó el nombre de Alfredo Macías P., de 60 años de edad, el cual tenía su domicilio en el municipio de Cherán, enclavado en la llamada Meseta Purépecha.

Según declaraciones de sus familiares, el jueves pasado el ahora occiso fue "levantado" frente a su casa por cuatro sujetos de negro, sin que se volviera a saber de él.

Fue hasta este viernes, a las 10:00 horas, cuando un campesino que se dirigía a sus labores cotidianas, entre las poblaciones indígenas de Nahuatzen y Arantepacua, se percató que a un costado del camino se encontraba un cuerpo humano envuelto en una bolsa de plástico, por lo que dio aviso a la policía municipal de Cherán.

La corporación a su vez informó de estos hechos al Ministerio Público del fuero común, quien en compañía de agentes de la Policía Ministerial y de un perito en criminalística acudieron al lugar de los hechos, para dar fe del levantamiento del cuerpo de quien en vida llevó el nombre de Alfredo Macías.

El cuerpo sin vida del sexagenario fue localizado a un costado de la carretera estatal que comunica a la cabecera municipal Nahuatzen con Arantepacua, en la entrada al rancho del Padre y junto a un canal de riego.

La víctima presentaba la cabeza totalmente destrozada por impactos de arma de fuego, así como otra lesión en el brazo derecho, también de arma de fuego.