Cherburgo, Francia.- La policía francesa detuvo a una mujer acusada de infanticidio tras descubrir en el sótano de un inmueble los cadáveres de cinco bebés que ella reconoció haber dado a luz entre 2000 y 2006, informó el jueves el fiscal de Cherburgo (oeste).
"La investigación se anuncia compleja en este asunto de los presuntos cinco infanticidios", declaró Michel Garrandaux en una conferencia de prensa.

Los restos de los bebés fueron hallados el miércoles por la noche en el sótano de un inmueble de Valognes, una ciudad del oeste de Francia.

Tres personas, entre ellas la presunta madre, fueron detenidas.

La mujer, de 34 años de edad, reconoció ser la madre de los cinco bebés, a los que dijo "haber dado a luz sola entre agosto de 2000 y febrero de 2006" pero "no hay ningún elemento que indique si los bebés nacieron muertos o vivos", precisó el fiscal.

"Ignoramos si esa mujer mató voluntariamente a sus bebés, si estaban vivos o si les dejó morir", agregó.

En los últimos años varios casos de infanticidio han conmocionado a los franceses.

En agosto de 2006, los cadáveres de dos recién nacidos fueron hallados en el congelador de una pareja francesa que vivía en Corea del Sur. La madre fue acusada de asesinato.

Un año después, una mujer reconoció haber congelado y escondido los cadáveres de sus tres bebés en su casa de la localidad de Albertville, en el sureste de Francia.