Notimex
Londres.- Rastros del cuerpo de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida desde mayo pasado en Portugal, fueron hallados en una playa portuguesa, según resultados de pruebas de ADN, informó hoy el semanario británico The Observer.
Los rastros fueron encontrados en Playa de la Luz, sur de Portugal, en julio último, semanas después de su desaparición el 3 de mayo pasado, por el detective sudafricano Danie Krugel, experto en la localización de niños desaparecidos.

De acuerdo con el reporte del periódico británico, la pequeña 'Maddie' podría haber estado enterrada de manera temporal o incluso continuar bajo la arena de Playa de la Luz, por lo que la policía portuguesa ha ordenado registrar la zona a profundidad.

La presencia de ADN fue localizada por Krugel gracias a un sofisticado estudio de satélite de posicionamiento GPS, que permite encontrar a una persona desaparecida en cualquier parte del mundo con una simple muestra de cabello.

Krugel, quien logró una gran reputación en la década de 1980 al hallar con esta misma técnica a cinco jóvenes desaparecidas en Sudáfrica, identificó la zona de la playa donde podría haber estado Madeleine, según declaró a The Observer un amigo de los padres de la niña.

Los rastros de la supuesta presencia del cuerpo de la menor fueron encontradas por el experto tras cuatro días de investigación por diversas áreas de Playa de la Luz, donde vacacionaba Madeleine con sus padres Kate y Gerry MacCann y sus hermanos gemelos de dos años.

La publicación dominical destacó que Krugel informó de sus hallazgos a la policía portuguesa y británica que participan en la investigación, quienes se auxiliaron de perros, los mismos que detectaron la presencia de la niña en la ropa de Kate McCann.

Esta evidencia fue exactamente lo que llevó a los padres de la menor a ser declarados oficialmente sospechosos de la muerte, al parecer accidental, según las primeras indagaciones de la policía portuguesa y agentes especiales británicos.

Los hallazgos revelados por The Observer refuerzan la tesis de que el cuerpo de la niña fue lanzado al mar desde una embarcación, propiedad de unos amigos de los MacCann.

Pese a la evidencia, la investigación de los detectives británicos está centrada en la búsqueda de la niña desaparecida y no en el papel que juegan los padres en la desaparición de su hija, apuntó el reporte del rotativo británico.

Madeleine MacCann desapareció el pasado 3 de mayo cuando dormía junto a sus dos hermanos en la habitación de un departamento de Playa de la Luz, mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante a unos 50 metros de distancia.