México, D.F. .- El cineasta mexicano Francesco Taboada Tabone prepara el documental "La Revolución Bolivariana", en el que pretende reflejar de forma "imparcial" cómo vive la gente el proceso de integración latinoamericano impulsado por el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy el responsable de la cinta.
En entrevista con Efe, el realizador afirmó que en abril de 2008 comenzará el rodaje en Venezuela, Ecuador, Bolivia, México, Nicaragua, Estados Unidos e Irán, donde además entrevistará a los presidentes de los tres primeros países, Chávez, Rafael Correa y Evo Morales, respectivamente.

Taboada es reconocido en México por su primer documental, "Los últimos zapatistas, héroes olvidados", sobre la guerrilla del sureste mexicano que comanda el "Subcomandante Marcos" y que obtuvo una decena de premios internacionales.

Hoy, justo el día en que se conmemora el inicio de la Revolución Mexicana de 1910, estrena en México y en Venezuela su segunda obra, "Pancho Villa, la revolución no ha terminado", en la que entrevista a un hijo del general Francisco Villa, Ernesto Villa Ramírez.

"El tipo de cine que hago es para rescatar nuestra memoria, queremos que las personas que participaron en la Revolución Mexicana al lado de los grandes caudillos tengan su lugar en la historia, porque se le da demasiada importancia sólo a los líderes", resaltó.

La idea de filmar el documental "Revolución Bolivariana" surgió después de que en 2004 Taboada fuera entrevistado por Chávez en el programa "Aló Presidente", donde el mandatario le preguntó sobre su documental sobre los zapatistas.

"Desde entonces he querido levantar el documental sobre el movimiento bolivariano porque me parece importante lo que se está viviendo en América Latina, pero desde el punto de vista de la gente, quiero que el pueblo sea el que diga qué opina", explicó.

Por eso mismo, añadió el cineasta nacido en Morelos, en el centro de México, el mismo lugar donde nació Emiliano Zapata, ha rechazado cualquier oferta de apoyo económico de parte de los gobiernos involucrados en la filmación.

"Estamos solicitando apoyos culturales y contaremos con la participación de un productor venezolano, pero no recurriremos a apoyos gubernamentales para mantenernos imparciales", afirmó.

El documental sobre Pancho Villa fue filmado en ocho estados de México y en tres ciudades de Estados Unidos, en un periodo de cuatro años.

A la muerte del llamado "Centauro del Norte", Macedonia Ramírez, pareja de Villa, salió del país rumbo a Estados Unidos, con el objetivo de resguardar su vida y la de su hijo, Ernesto Villa Ramírez.

Ochenta y tres años después, el viejo Ernesto regresa a Durango, la tierra del Caudillo, para descubrir que su padre es hoy uno de los guías morales de los campesinos del norte de México y un héroe nacional.

El documental de Villa, que se exhibirá a finales de noviembre en el festival argentino de San Rafael, será traducido para su exhibición en la televisión de Irán, según contó el cineasta.