Josué Rodríguez
PIEDRAS NEGRAS.- Aunque el Gobierno de Washington no ha dado a conocer la decisión, la Coalición de Alcaldes Fronterizos de Texas tiene confianza en que al menos en 80 kilómetros se construirá una "cerca virtual" en lugar de un muro de acero.
El presidente de la Coalición de Ediles de Texas, Chad Foster, aseguró aquí que los residentes fronterizos están a favor de reforzar la seguridad, pero no es a través de un muro como se va a lograr el control para frenar el terrorismo o la migración ilegal.

"Un muro no va a funcionar para detener la migración ilegal, por ello consideró que al menos en por lo menos 50 millas entre Del Río y Eagle Pass se podría instalar un muro virtual, es decir sistemas de vigilancia de alta tecnología", sostuvo.

Destacó que el proyecto planteado por los alcaldes contempla la limpieza de toda la vega del río Bravo, que permitiría a los agentes de la Patrulla Fronteriza desplazarse de forma más ágil al detectar indocumentados, algo menos dañino que un muro de acero como pretende el Gobierno de Washington.

"Se pretende limpiar todo el carrizo y el encino que hay a la orilla del río, lo que permitirá tener una amplia visión para los patrulleros fronterizos que buscan a los ilegales, pero un muro o cerca estamos totalmente en contra porque esto dañaría las relaciones que tenemos con los mexicanos", aseguró el mayor texano.