Foto: Vanguardia/Especial
La Jornada
Con acceso a Internet, sólo 30% de mexicanos
En México al menos 20 millones de hogares no tienen computadora ni acceso a Internet. De ellos, 60 por ciento carecen de conectividad por falta de recursos económicos, mientras otro 40 por ciento se encuentran en el analfabetismo tecnológico, revela el informe White Paper 2011, elaborado por el Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, que ubica a México en el lugar 52 de 70 países por su tasa de conectividad e infraestructura en tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

A pesar de que en la década pasada se incrementó de 11.8 a 29.8 por ciento el número de hogares con una computadora, para alcanzar un total de 8.4 millones de familias con 14 millones de equipos de cómputo, únicamente 75 por ciento están conectadas a Internet, por lo que sólo 30 de cada 100 mexicanos tienen acceso a la red.

Se estima que hasta 2010 había 32.8 millones de usuarios de Internet en el país. Sin embargo, 75 por ciento lo usan "de vez en cuando", ya sea un día a la semana o al mes, lo que implica que Internet no es una herramienta esencial para este sector de la población en sus labores cotidianas o para realizar búsquedas de información, pues sólo 35 por ciento se conecta diariamente.

El estudio -basado en datos recabados a escala internacional por la Organización de las Naciones Unidas, The Economist Intelligence Unit; la International Telecomunications y el World Economic Forum, el cual será actualizado cada año- señala que el servicio de conexión en México es uno de los más caros entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), al ubicarse en el lugar 21 de 34 naciones por costo de accesibilidad, y ocupa la última posición si se evalúa la velocidad promedio de interconexión a banda ancha.

En cuanto al aprovechamiento de las TIC, México cae a la posición 97 de 138 naciones si se considera el grado en que la sociedad hace uso de estas tecnologías, pero también el impacto que tiene el costo de los servicios de conexión en vivienda y suscripción a Internet de banda ancha y telefonía celular, pese a que este último mercado ha tenido un crecimiento exponencial en años recientes al alcanzar un total de 5 mil 300 millones de unidades en uso a escala global.

El documento, que reúne por primera ocasión indicadores internacionales y locales, utilizando para estos últimos información de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, señala que el país ocupa el sitio 98 de 138 naciones cuando se evalúa el grado de prioridad que tienen las TIC en la agenda nacional y el presupuesto destinado para su desarrollo.

Luis Landa Fournais, funcionario del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y responsable de la investigación del reporte, organizado por Mario Gamboa, coordinador general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Cinvestav, señaló que México ocupa la última posición en el grupo de 34 naciones de OCDE en el número de líneas telefónicas fijas por cada 100 habitantes, y penúltimo si se considera la accesibilidad a una línea móvil, pese a que "80 por ciento de la población adulta cuenta con un celular".

Frente a los retos para hacer de las TIC un motor de desarrollo de la competitividad en México, destacó que entre los principales focos rojos para el sector se incluye el alto precio de interconexión, su baja velocidad de acceso a banda ancha, una práctica monopólica en la oferta de servicios y un marco normativo poco sólido.