Valencia,España.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que hay medios "reales y asequibles" para combatir el cambio climático y urgió a los políticos a dar respuesta a las evidencias que han constatado los científicos.
Ban Ki-moon presidió en la ciudad española de Valencia (este) el acto de clausura de la 27 sesión plenaria del Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés) de la ONU, reunido desde el pasado lunes.

En su intervención ante el plenario, Ban Ki-moon aseguró que el informe aprobado por el IPCC en Valencia responde a muchas de las cuestiones políticas sobre el cambio climático, e incidió en que ahora corresponde a los gobiernos plasmar esas respuestas en acciones concretas.

Destacó la importancia de la reunión de la Convención de Cambio Climático de la ONU en Bali, en diciembre próximo, y expresó su confianza en que después de que los científicos hayan hablado "claramente y con una sola voz" en Valencia, los dirigentes políticos mundiales hagan lo mismo en Bali.

Ban Ki-moon destacó que una acción política "concertada y sostenida" podría evitar algunos de los supuestos más catastróficos que apunta el informe del IPCC.

Advirtió de que la cumbre de Bali deberá establecer un calendario de negociaciones, y confió en que se llegue a un acuerdo para que ese proceso haya concluido en el año 2009.

El secretario general de la ONU observó que uno de los aspectos cruciales del informe de los científicos es que el cambio climático afectará muy especialmente a los países en desarrollo, y apuntó que el deshielo de los glaciares provocará inundaciones en las zonas montañosas y escasez de agua en Asia meridional y América del Sur.

La subida del mar puede provocar la inundación de pequeños estados insulares en desarrollo, apuntó Ban Ki-moon, quien advirtió también de que una disminución de las precipitaciones agravará la inseguridad en Africa.

"El cambio del tiempo y de las temperaturas puede hacer retroceder a los países en desarrollo hacia el pozo de la pobreza y deshacer muchos de los progresos", dijo el máximo responsable de la ONU, y alertó de que la respuesta al cambio climático no será eficaz si se sacrifican otros objetivos, entre los que citó la erradicación de la pobreza.

Apeló a la comunidad internacional para que vuelque sus esfuerzos en buscar respuestas políticas y a no buscar "culpables", y aseguró que los efectos del cambio climático son "tan graves y tan generalizados" que requieren una acción "urgente y mundial".

Ban Ki-Moon consideró que los acuerdos futuros deberán incluir incentivos para los países en desarrollo, y citó entre éstos mejores condiciones financieras para tecnologías energéticas poco contaminantes, ayudas financieras para que los países más vulnerables se adapten a los efectos del cambio, y transferencias de tecnologías poco contaminantes.

La ONU, explicó su secretario general, quiere dar ejemplo en la lucha mundial contra el cambio climático y hace un esfuerzo para que sus operaciones en todo el mundo sean "neutras" en lo que se refiere a las emisiones de gases de efecto invernadero.

El secretario general de la ONU abogó por ir "más allá" de la lucha contra el cambio climático, por buscar "nuevos y mejores" modos de producir y de consumir, por promover industrias no contaminantes que espoleen el desarrollo económico y por avanzar hacia una "alianza mundial" a favor del crecimiento basado en una economía "verde".

En su intervención ante el plenario, Ban Ki-moon se refirió a algunos de los "tesoros" de la Tierra amenazados por el cambio climático, y citó la Antártida, los glaciares de Torres del Paine o la Amazonía.