El Universal
Esta nueva modalidad de internet permite a los empresarios utilizar `blogs', `videopodcast' y `wikis' para ofrecer sus servicios y captar nuevos clientes
En México el tema de la Web 2.0 y en particular las herramientas para el sector empresarial todavía son incipientes, no hay muchas empresas que las hayan adoptado. Las empresas apenas están empezando a escuchar acerca de estas herramientas, comienzan a evaluarlas y en los próximos meses y años veremos cómo las usan cada vez más, asegura Ricardo Suárez, director de la firma JackBe en México.

El término Web 2.0 fue acuñado por Dale Dougherty (de O'Reilly Media) y Craig Cline (de MediaLive) quienes señalaron que esta nueva versión de internet es la transición de aplicaciones tradicionales de la web hacia aquellas enfocadas al usuario final. Algunos ejemplos de las aplicaciones de la Web 2.0 son los blogs (diarios en internet que los lectores pueden comentar); podcast (audio por internet) y videoblogs (videos), ambos generados por los usuarios; wikis (compendios de información que van enriqueciendo los usuarios), lectores RSS (que envían alertas de actualización de sitios), entre otros.

Algunos sitios en la web conocidos son MySpace, Flickr, YouTube y Wikipedia, donde los usuarios se convierten en generadores de contenidos para la red. De esta forma son más participativos y se fomenta la interacción social.

Hoy en día las aplicaciones de la Web 2.0 también son usadas para fines empresariales y de captación de talento. Tal es el caso de Linkedin.com, una red de colaboración a nivel profesional.

En Linkedin las personas registradas pueden agregar sus listas de contactos de los correos electrónicos y compartirlas con los demás usuarios. De esta forma quien lo necesite puede llegar a una persona a través de los contactos de otros, lo que puede servir para hacer negocios, como encontrar a nuevos clientes y proveedores. Quien trata de localizar a una persona lo puede hacer a través de palabras clave como el nombre, compañía para la que trabaja, su puesto o ubicación en cualquier parte del mundo.

Mediante Linkedin los usuarios pueden buscar vacantes publicadas por otros usuarios, (ya sea por palabras clave como la empresa o el puesto deseado) y a su vez generar y enviar su currículum vitae a quien agregó el anuncio.

Para los empresarios también hay otros servicios, por ejemplo, buscar a proveedores que hayan sido recomendados por otros clientes. Y el servicio Respuestas, donde los usuarios hacen preguntas en espera de que otros internautas den sugerencias.

Ricardo Suárez comenta que JackBe también ha logrado hacer contactos a través de Linkedin para hacer negocios. De hecho, JackBe es una empresa que desarrolla y comercializa una plataforma que usa aplicaciones de Web 2.0 de tipo transaccional para incrementar la productividad de los negocios.

Suárez explica que en los últimos años las empresas han implementado soluciones como ERP (Planeación de los Recursos de la Empresa) y CRM (Administración de la Relación con el Cliente) para soportar sus procesos de negocios, sin embargo, quienes utilizan estos programas tienen que verlos por separado, deben abrir una aplicación para ver inventarios, otra para ver los pedidos y reclamos de los clientes, las finanzas de la empresa, entre otros, y por lo tanto, la información está dispersa.

Con el sistema de JackBe los usuarios pueden acceder a la información contenida en varios sistemas y verla en una sola pantalla para tomar decisiones. "La idea es respetar las inversiones que se han hecho en todos estos sistemas (...) no es que se sustituyan, sino que se habilita otra forma de acceder a la misma información".

Parte de la plataforma de JackBe son los mashups (Presto: Enterprise Mashup Software), que son aplicaciones híbridas de internet. Los mashups son sitios o aplicaciones para la web que usan contenidos de más de una fuente. En este caso, la información interna puede combinarse con datos externos, por ejemplo, visualizar al mismo tiempo los pedidos de un cliente y las últimas noticias generadas de ese mismo cliente, disponibles en internet.

Para el entrevistado el futuro del mercado de software es promisorio y con amplias oportunidades de crecimiento en México.

"Este tipo de tecnología va a permitir a las empresas reducir costos y que ciertos usuarios tengan mayor poder de información para poder tomar decisiones".