Notimex
FMF advierte que mientras no exista una queja formal por parte del silbante, quien dirigió el partido entre Puebla y Cruz Azul en el estadio Cuauhtémoc, no se podrá proceder contra el accionista de los camoteros.
La Comisión Disciplinaria de la FMF no puede abrir una averiguación en contra del accionista del Puebla, Ricardo Henaine, por sus declaraciones contra el silbante Erim Ramírez, a quien acusó de "ratero", manifestó Alfonso Sabater.

El titular de la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) agregó que mientras no exista una queja formal por parte del silbante, quien dirigió el partido entre Puebla y Cruz Azul en el estadio Cuauhtémoc, no se podrá proceder contra Henaine.

Destacó que una vez que sea recibida dicha inconformidad, el organismo a su cargo hará la averiguación y, de encontrar culpable al directivo poblano, podría aumentar el año de veto que le impuso meses atrás después de un incidente similar en el partido ante Guadalajara.

"No han llegado inconformidades hasta el momento, hasta que nos presenten una podemos comenzar a proceder en un hecho en específico, en este caso alguien deberá de inconformarse y enviarnos el documento, claro que podría ser el mismo árbitro pero hasta el momento no hay nada", señaló.

Entrevistado en el marco de la inauguración de la cancha de pasto sintético de Cruz Azul en La Noria, dijo que el arbitraje mexicano trabaja al cien por ciento y por actos sin denuncias no se puede actuar de oficio.

"No se puede actuar de oficio pues no hay parte ofendida, de proceder, podría existir un castigo mayor al que ya tiene el señor (Ricardo) Henaine pero, insisto, no hay queja alguna todavía de ninguna parte", señaló.