Oaxaca, Oaxaca.- Un policía de la ciudad mexicana de Juchitán de Zaragoza, en el estado de Oaxaca, resultó herido de gravedad en un ataque a una comisaría que desconocidos hicieron con tres granadas, en vísperas de las elecciones municipales que se celebran en esa zona del sur de México.
Fuentes policiales informaron que el ataque se produjo contra la Comandancia de la Policía Preventiva del Estado en Juchitán de Zaragoza, en la región del Istmo de Tehuantepec, a unos 300 kilómetros al oriente de la Oaxaca capital.

De acuerdo a testimonios de los vecinos de la población, quienes lanzaron las granadas iban a bordo de dos camionetas y, después del atentado, huyeron con rumbo desconocido.

La comisaría atacada se encuentra en una carretera en las cercanías de Juchitán de Zaragoza, un área que decenas de efectivos policiales peinan en estos momentos con el objetivo de dar con el paradero de los criminales.

El policía herido, Gabriel Castillo López, fue sometido a una intervención quirúrgica en un hospital de esa localidad secundaria del estado.

Los ciudadanos del estado de Oaxaca, uno de los más pobres de México, eligen este domingo en las urnas a 150 alcaldes municipales, en unos comicios que se preven tensos.

La votación ha sido suspendida en dos municipios porque, según las autoridades, no existen condiciones de seguridad.

En los restantes 418 municipios del estado, los habitantes eligen a sus ediles en otras fechas por medio del sistema de usos y costumbres originarios.

El pasado 7 de septiembre, en los alrededores de Juchitán de Zaragoza, varios policías que se desplazaban en un coche patrulla fueron atacados por desconocidos que los perseguían, con el resultado de un agente muerto y cuatro lesionados.

Oaxaca fue escenario de un grave conflicto político y social en la segunda mitad del año pasado por un levantamiento de sectores populares contra el gobierno estatal que se saldó con una veintena de muertos y centenares de heridos y detenidos.

Además, de ese estado, de mayoría indígena, y de su vecino de Guerrero es originaria la guerrilla Ejército Popular Revolucionario (EPR), que en los últimos meses perpetró varios atentados sin víctimas contra instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el centro y el oriente del país.

También este año el EPR hizo estallar una bomba de fabricación casera en un centro comercial de Oaxaca capital, aunque en plena madrugada, por lo que no hubo que lamentar daños personales.