Washington, EU.- Deacon Witherspoon, hijo de los actores Reese Witherspoon y Ryan Phillippe, tiene garantizado un puesto de trabajo en una conocida cadena de pizzerías, después de que su madre revelará que el niño, de cuatro años, desea ser repartidor de las mismas.
La ganadora de un premio Oscar por la película "Walk the line" señaló en declaraciones al diario británico Daily Express que su hijo quiere ser repartidor de pizzas de mayor.

En respuesta a estos deseos y en una carta abierta, Sandi Karrmann, el director de recursos humanos de la cadena de pizzas, le indica hoy al niño que siga "soñando a lo grande" y que sepa que hay: "un lugar reservado para ti en nuestro equipo".

A su vez, explica que al haber oído que quería ser un repartidor de pizza "nos pareció maravilloso. Todavía te quedan muchos años antes de poder incorporarte a nuestro equipo pero mientras tanto te vamos a enviar varios objetos para que puedas practicar".

En el paquete que se le envió a Deacon Witherspoon figura un delantal de su tamaño, un pequeño coche de reparto y varias tarjetas-regalo para poder comprar pizzas en los locales de la cadena.

Por último, en la misiva Karrmann señala que tiene en su equipo a varios repartidores que han trabajado con nosotros "10, 15 e incluso 20 años. Los que han repartido pizzas a tu casa son ahora actores, abogados y médicos".

El ex matrimonio de actores también son padres de una niña, Ava, de ocho años, que asegura que quiere ser científica.