Rosendo Radilla, compositor de corridos rebeldes, algunos en honor a los guerrilleros sureños Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, fue detenido a la edad de 60 años por un retén militar, el 25 de agosto de 1974, en Guerrero.
México, D.F. .- Los doce hijos del activista Rosendo Radilla Pacheco, desaparecido hace 34 años, expresaron que han renacido sus esperanzas de dar con el paradero o con los restos de su padre, después de que tomara el caso la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En marzo pasado, la Corte admitió la demanda contra el Estado mexicano por la desaparición forzada de Radilla, un activista y simpatizante de la guerrilla en el sureño estado de Guerrero.

"Esperamos conocer el paradero de nuestro papá o la entrega de sus restos mortales", señalaron en una carta los doce hijos de Radilla Pachecho, difundida hoy por la Comisión Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos (CMDPDH).

También expresaron que esperan "el castigo y condena pública a los culpables -aún post mórtem-, el reconocimiento de estos delitos de lesa humanidad por parte del Estado mexicano y la petición de perdón a la sociedad, a la familia y a la comunidad que dejó de recibir el beneficio de sus gestiones", dijeron los hijos.

Después de la aceptación del caso por parte de la Corte "renació la esperanza de que pudiéramos honrar y sepultar los restos de nuestro padre", reiteraron.

Rosendo Radilla, compositor de corridos rebeldes, algunos en honor a los guerrilleros sureños Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, fue detenido a la edad de 60 años por un retén militar, el 25 de agosto de 1974, en Guerrero.

Los doce hijos, entre ellos Rosendo quien iba con su padre el día que fue detenido, dijeron que esperan que la Corte Interamericana "lleve el proceso hasta sus últimas consecuencias para obtener una resolución contra el Estado mexicano por las violaciones de los derechos humanos no sólo de Rosendo Radilla Pacheco", sino de todas las "víctimas de la 'Guerra sucia'".

El Gobierno mexicano persiguió a los movimientos sociales, estudiantiles y guerrilleros entre las décadas de 1960 y 1970, periodo conocido como "Guerra sucia", en la que, según organizaciones civiles, desaparecieron 1.200 personas.

La carta de la familia Radilla fue escrita con motivo del Día Internacional del Detenido-Desaparecido, que se celebró el pasado 30 de agosto.

En julio pasado un grupo de expertos de la Fiscalía General mexicana y la arqueóloga argentina Claudia Bisso trabajaron en un antiguo cuartel militar en Guerrero en busca de los restos de Rosendo Radilla, sin hallarlos.