Redacción
Saltillo, Coah.- Víctor Adán Uresti Maldonado ingresó a la Policía Estatal en el año de 1989, y siempre fue considerado como un oficial muy activo que se destacó por participar en importantes operativos registrados en nuestro estado.
Al cumplir sus ocho años de carrera como oficial de radio patrullas, en 1997 Héctor Rubén Victoria Ramírez lo nombra como segundo comandante operativo de la Región Sureste, donde dirigió el grupo especial "Zebra".

Ese mismo año, el comandante Uresti, como lo conocían sus compañeros y amigos, presentó su renuncia por motivos personales y fue sustituido por Francisco Hernández Treviño.

En el año de 1999 se reincorpora a la institución con el mismo puesto y grado, de ahí en adelante empieza a destacarse al participar en el rescate de personas extraviadas en la Sierra de Zapalinamé y en bajas temperaturas.

Pero este mes de septiembre sus días fueron de mucha movilización, ya que participó en la persecución de un grupo de sicarios que privó de la libertad al empleado de una gasolinera ubicada sobre el bulevar Fundadores y Avenida 17 en la colonia Ampliación Morelos.

Los policías que tenía a su cargo se enfrentaron en una balacera con los presuntos responsables en las faldas de la Sierra de Zapalinamé, donde lograron rescatar al afectado y se logró ubicar a los vehículos donde viajaban los inculpados, que son un BMW, una camioneta Explorer y una Suburban que en su interior contenía chalecos con siglas de la AFI.

Un día antes de su muerte, el miércoles 26 de septiembre por la mañana, Uresti Maldonado participó en la búsqueda de los mismos responsables en la Sierra de Zapalinamé, pero nunca fueron localizados.