Moscú.- Pese a la rotunda derrota contra el ruso Sultan Ibragimov en la lucha por la corona de los pesos pesados de la Organización Mundial de Boxeo, el estadounidense Evander Holyfield no piensa "colgar los guantes".
A seis días de su 45 cumpleaños, el ex campeón vio marcados claramente sus límites la noche del pasado sábado en su intento de ganar por quinta vez el título en los pesos pesados.

El ruso, 12 años más joven, ganó por puntos en decisión unánime en el Chdynk Arena de Moscú por 118-110, 117-111 y 117-111.

"¿Fue mi actuación tan mala como para que no pueda intentarlo otra vez?", se preguntó el estadounidense al término de la pelea.

Acto seguido, dio la respuesta: "Esto no significa que todo haya terminado. Me pondré de nuevo a la cola. Fue un combate formidable".

Durante los 12 asaltos Holyfield evidenció que es un veterano de 44 años, con 23 años de ring en los huesos.