Un fiscal condenó a un hombre y sus dos hijos de homicidio premeditado por golpear hasta matar a su hija tras verla salir de casa maquillada y por hablar con un extraño
Aman.- Un fiscal encausó a un hombre y a sus dos hijos de homicidio premeditado de su hija de 19 años el sábado, en el más reciente asesinato para salvar el honor que tiene lugar en este reino conservador.

El hombre y sus dos hijos fueron acusados de matar a golpes a su hija luego de verla salir de su casa, maquillada, y por hablar con un extraño, según el auto de acusación del fiscal Salah al-Taleb.

El padre llevó a su hija al hospital cuando la joven quedó inconsciente y luego se entregó.

La autopsia mostró lesiones graves en la cabeza que provocaron hemorragia cerebral y moretones en todo el cuerpo.

Si el hombre es hallado culpable podría ser sentenciado a cadena perpetua.

El hombre procede del pueblo de Zarqa, al este de Jordania, el mismo lugar donde nació Abu Musab al-Zarqawi, fallecido líder de al Qaida y conocido por su conservadurismo.

Una veintena de mujeres muere cada año en Jordania a manos de hombres de su propia familia. La sociedad conservadora tolera los asesinatos y los perpetradores a menudo reciben condenas ligeras.

Los hombres tienen la última palabra en los asuntos familiares de esta sociedad conservadora musulmana, donde tener relaciones sexuales fuera del matrimonio se considera una mancha indeleble en la reputación de la familia.

Las organizaciones internacionales de derechos humanos han condenado los asesinatos para salvar el honor en Jordania y han apelado al rey Abdalá II a fin de que ponga fin a esta costumbre.

El gobierno ha instado a los jueces a que consideren los asesinatos por el honor igual a otros homicidios, sancionables con cadena perpetua.