El "cubismo picassiano" es objeto "por primera vez en el mundo" de una retrospectiva, en el Museo Picasso de París, del 19 de septiembre al 7 de enero, destinada a afrontar "uno de los grandes puntos ciegos de la historia del arte contemporáneo", según dijo su comisaria, Anne Baldasari.
"Nunca hubo una exposición así en Francia ni en el mundo", ni siquiera "una retrospectiva del cubismo picassiano", porque "sigue dando miedo, sigue siendo tan revolucionario que se prefiere no mirarlo de frente", resaltó la también directora del Museo Picasso de París.

Este es "uno de los grandes puntos ciegos de la historia del arte contemporáneo", subrayó la comisaria, cuya exposición "Picasso Cubista 1906-1925" se inscribe dentro de las conmemoraciones internacionales del centenario de "Las señoritas de Aviñón" (1907), obra fundadora del cubismo, que en principio ya no dejará nunca los muros del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Clasificada como "Celebración Nacional", la muestra parisiense aspira a mostrar "la audacia, la especificidad, la complejidad y el rigor del gran ciclo del cubismo picassiano" y hacer balance de aquellos dos decenios de investigaciones plásticas radicales.

Está integrada por cerca de 350 obras que ilustran "íntimamente la génesis de las innovaciones cubistas más radicales de Picasso", abiertas con las investigaciones estivales de Gósol (Barcelona), en 1906, y Horta de Ebro (Tarragona), en 1909.

Búsquedas jalonadas sin interrupción por los "períodos ibérico y negro"; los cubismos "cezaniano", "analítico", "hermético" y "sintético" (1908-1911); la invención de los "papeles pegados", las "construcciones" y los "cuadros relieves", a partir de 1912, así como por sus ecos "rococó" o "decorativos" (1914-1920), acompañados de un recurso irónico a la figuración.

Entre las obras que la componen figuran numerosos estudios y exploraciones inéditas y medio centenar de obras maestras, propiedad del museo o prestadas por colecciones públicas y privadas, como el Museo Picasso de Barcelona, el Museo Thyssen-Bornemisza, el Kunstumuseum de Basilea o el Metropolitan Museum de Nueva York.